PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Nutrición e hipercolesterolemia
¿Tienes el colesterol por las nubes? Descubre qué son los esteroles, el LDL o los ácidos grasos omega 3 y, sobre todo, cómo controlar con firmeza tus niveles de colesterol malo mediante una dieta más sana y equilibrada.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Cómo cocinar para bajar el colesterol

Pescado en papillote

Si eres de los que tiene el colesterol alto debes saber que la cocina puede ser tu aliada a la hora de reducirlo. Los alimentos en sí pueden contener colesterol o fomentar la síntesis endógena de esta sustancia, entre los que más contenido tienen se encuentran los embutidos, la mantequilla, el caviar, el huevo entero, los quesos frescos, los crustáceos o la nata, por lo que su consumo deberá ser moderado.

Pero no solo tienes que tener en cuenta los alimentos, también cómo cocinarlos. Estos son algunos consejos para luchar contra el colesterol desde el propio proceso de cocinado:

  • Utiliza cocciones sencillas, sin mucha grasa, como el hervido, horno, papillote o vapor.
  • Aliña y cocina con aceite de oliva o girasol. Puedes darle un toque especial a las ensaladas añadiéndoles frutos secos (piñones, nueces, almendras) o semillas (lino, sésamo), frutas (manzana, gajos de naranja, frutos rojos…), limón, vinagre, etcétera.
  • Puedes seguir preparándote salsas, pero para ello sustituye la mantequilla por margarina, la nata por leche evaporada, redúcelas con leche desnatada…
  • Haz la repostería en casa, utilizando aceite de oliva o margarina en lugar de mantequilla.

Otros hábitos que ayudan a reducir el colesterol

Se ha observado que tanto la actividad física como el tabaco tienen diferentes efectos sobre el colesterol. El deporte ayuda a mantener e incrementar los niveles de HDL en sangre. Sin embargo, el tabaco los disminuye, de ahí que, además de una pauta alimentaria, también se incluya en las terapias la actividad física y el abandono del tabaco.

Por otro lado, el estrés es también un factor determinante en la hipercolesterolemia, contribuyendo a su aumento. Buscar actividades que nos relajen, despejen y nos enseñen a relativizar los problemas también pueden ser una ayuda en el control del colesterol.

Actualizado: 15 de Diciembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD