PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Una manzana al día ayuda a controlar el colesterol

Un estudio realizado en Reino Unido comprueba que comer una manzana al día contribuye a controlar los niveles de colesterol, y previene así la aparición de enfermedades cardiovasculares.
Una manzana al día ayuda a controlar el colesterol

19 de Diciembre de 2013

Científicos del grupo Investigación para la Promoción de la Salud de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, han realizado un estudio –publicado en British Medical Journal– que demuestra que comer tan solo una manzana cada día resulta tan efectivo como las estatinas –fármacos que se administran para reducir los niveles de colesterol– a la hora de prevenir el desarrollo de trastornos cardiovasculares.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores han empleado un modelo matemático, con el que han comparado el uso de estatinas en Reino Unido con el consumo diario de esta fruta. Según sus cálculos, si a los 17,6 millones de personas que en este país podrían cumplir el criterio para seguir un tratamiento con estatinas se les administraran dichos fármacos, podrían evitarse alrededor de 9.400 muertes por causas cardiovasculares al año. Pero si en vez de la medicación, el 70% de la población mayor de 50 años –unos 22 millones de personas– tomara una manzana diaria, se podrían prevenir unos 8.500 fallecimientos cada año.

Estudios llevados a cabo con animales han confirmado que algunas sustancias que contiene la manzana como la pectina y los polifenolesantioxidantes–, y que sobre todo se encuentran en su piel, son en realidad los responsables de la mejoría en el metabolismo del colesterol que se experimenta con su consumo, y disminuyen además la producción de moléculas inflamatorias que se asocian con un mayor riesgo cardiaco.

Según el estudio, si el 70% de la población mayor de 50 años tomara una manzana diaria, se podrían prevenir unos 8.500 fallecimientos por causas cardiovasculares cada año

Uno de los autores de la nueva investigación, Adam Briggs, ha explicado que este trabajo avala los resultados de otros muchos estudios que señalan lo efectivos que pueden resultar pequeños cambios en la dieta, y que tanto los medicamentos como unos hábitos de vida saludables pueden contribuir a la prevención de enfermedades cardiacas o ictus.

Los expertos señalan, sin embargo, que para que la alimentación contribuya a mejorar el perfil cardiovascular, no basta únicamente con incluir un alimento beneficioso en la misma, sino que es preciso adoptar una dieta equilibrada y mantenerla en el tiempo.

Las nuevas guías elaboradas por cardiólogos americanos indican, además, que para definir el perfil de las personas que deben seguir un tratamiento con estatinas  se debe atender tanto a sus niveles de colesterol, como a otros factores de riesgo personales, como que presenten problemas coronarios o diabetes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD