Kinesiotaping o vendaje neuromuscular
El kinesiotaping consiste en aplicar tiras de colores sobre la piel para aliviar los dolores musculares o mejorar una lesión, una práctica que utilizan desde deportistas famosos a amateurs. Te explicamos cómo actúa, y sus principales indicaciones.

Qué es el kinesiotaping

Vendaje neuromuscular
El vendaje neuromuscular, que suele tener formas y colores llamativos, cada vez se usa más para tratar lesiones.

Actualizado: 2 de julio de 2020

Aplicar tiras de colores sobre la piel para aliviar los dolores musculares o mejorar una lesión es una práctica que utilizan desde hace tiempo un gran número de deportistas famosos. Se trata del kinesiotaping o vendaje neuromuscular, un método que nació en Japón hace más de tres décadas y que tras su boom sigue siendo aún muy popular en las consultas de fisioterapia.

¿Qué es el kinesiotaping?

Los aficionados al deporte ya nos hemos acostumbrado a ver la piel de nuestros jugadores favoritos llena de curiosos colores. No se trata de tatuajes, que también están de moda desde hace unos años, sino de unas extrañas pegatinas de diferentes colores que, en realidad, son un vendaje neuromuscular.

El kinesiotaping, una de las formas más populares con las que se conoce el vendaje neuromuscular, no sólo ha llegado al cuerpo de Sergio Ramos o Leo Messi, sino que en las consultas de rehabilitación y fisioterapia ya se aplica en pacientes mucho menos famosos que estos dos grandes futbolistas. Los defensores de esta terapia aseguran que no sólo trata lesiones ya existentes, sino que también ayuda a mejorar el rendimiento muscular en deportistas que no tienen ningún problema y ¡no se considera doping!

Kinesiotaping o vendaje neuromuscular

Su acción se basa en aportar estabilidad y un soporte extra a los músculos y articulaciones dañados o doloridos sin restringir su rango de movimiento. Además, su forma de actuar sobre la piel favorece lo que conocemos como drenaje linfático, que ayuda a mejorar la circulación y eliminar desechos del organismo, al tiempo que se descomprimen las zonas tensionadas, aliviando así el dolor.

A pesar de que puede parecer fruto de una de las muchas modas pasajeras, la técnica del vendaje neuromuscular viene perfeccionándose desde hace muchos años. Aunque parece que el invento fue cosa de Komp, quien realmente popularizó estos vendajes fue el quiropráctico japonés Kenzo Kase en la década de los 70 del siglo pasado.

¿Cómo son las vendas del kinesiotaping?

Estas curiosas vendas están fabricadas con fibras de algodón, lo que permite la transpiración y, además, son 100% libres de látex, por lo que se pueden aplicar en la piel de las personas alérgicas a este material. Quedan adheridas a la piel gracias a su adhesivo acrílico, que se activa con el propio calor del cuerpo y el frotamiento de las manos del especialista. Este tipo de material permite la transpiración, por lo que se evita que la zona de aplicación acumule humedad, y es resistente al agua, por lo que no impide que aquel que lo porte se duche con normalidad o pueda practicar deportes de agua.

Además, las vendas pueden llegar a estirarse hasta un 130-140% de su longitud normal, lo que permite el movimiento del paciente y, además, una tracción en el músculo aplicado que trabaja en su recuperación o mejoría.

Los colores de las vendas se eligen por pura estética, aunque hay profesionales que trabajan también con la cromoterapia y, por este motivo, cambian los colores que usan dependiendo del paciente. Sin embargo, los tonos más parecidos a la piel de los pacientes siguen siendo los más demandados.

Creado: 19 de diciembre de 2012

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD