PUBLICIDAD

Entrenamiento con battle ropes
Si quieres mejorar tu forma y tu rendimiento atrévete a probar el rope training, una práctica deportiva en auge en la que se usan battle ropes (cuerdas de batalla) para realizar variados ejercicios de alta intensidad.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Consejos para iniciarse en el entrenamiento con battle rope

Consejos para iniciarse en el entrenamiento con battle rope

Si no se conoce la técnica es muy posible que se produzcan lesiones.

A la hora de entrenar con las battle ropes resultará de gran ayuda, sobre todo para los principiantes, seguir una serie de consejos para aficionarse a estos ejercicios, ponerse en forma más rápido, y reducir el riesgo de padecer lesiones:

  • En lo referente al rope training es totalmente recomendable llevar a cabo la amplia variedad de ejercicios que existen –e incluso algunos creados por uno mismo– para romper la rutina y trabajar los diferentes grupos musculares; esto ayudará a un desarrollo corporal global, sin abandonar por el tedio que produce hacer siempre lo mismo.
  • Es aconsejable introducir esta actividad física en otro tipo de entrenamientos como una parte más de estos. Y es que las mejoras en la fuerza muscular y en la resistencia aeróbica y anaeróbica, consiguen que entrenar con cuerdas resulte interesante para mejorar el rendimiento en cualquier otro deporte como el triatlón, el crossfit, el wakeboard, el running, etcétera.
  • Para evitar lesiones al entrenar con cuerdas de batalla se deben tomar varias precauciones. En primer lugar, en caso de tener alguna duda por el estado de salud previo hay que acudir a un médico especialista para que haga una valoración y determine los riesgos que se correrían en el caso de empezar a trabajar con las battle ropes. Por otro lado, no se debe abusar del cuerpo y hay que saber darle los descansos que necesite, tanto entre sesiones, como entre ejercicios.
  • Es muy importante tener en cuenta que uno de los mayores riesgos a los que se exponen quienes practican esta actividad es no utilizar la técnica adecuada pensando que lo importante es moverse mucho y rápido, cuando la clave es hacerlo bien. Para ello, hay que colocar correctamente la espalda y las piernas, haciendo el movimiento en todo momento con la suficiente concentración para evitar relajarse y completar el ejercicio incorrectamente.
  • Por último, un aspecto clave es la battle rope que se compre. Es fácil pensar que se trata de una cuerda sin más con la que hacer las diferentes rutinas de ejercicios, y creer que sirve cualquier cuerda, lo que es erróneo. Lo ideal es comprar una específica, ajustándola a las necesidades o capacidades de cada persona: cuanto más pesada, más fuerza demandará. El principal escollo es que tienen un precio relativamente elevado, pero para conseguir todos los beneficios que proporciona este tipo de entrenamiento es mejor hacer una inversión de calidad, ya que si la cuidas la battle rope te durará toda la vida.

Actualizado: 15 de Enero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD