PUBLICIDAD

Ejercicios para fortalecer la espalda
Contracturas, lumbalgias, dolor de cervicales… ¿Te pasas la vida en el fisioterapeuta? Te indicamos cuáles son los mejores ejercicios y actividades para fortalecer la musculatura de tu espalda y corregir malas posturas.
Escrito por Amalia Panea, Profesora de yoga, fitness, Body Balance, Body Pump y Body Combat

Naprapatía

Actualizado: 07 de Agosto de 2019

La naprapatía es una terapia manual de origen sueco que trabaja, trata y moviliza la espalda y la columna vertebral mediante estiramientos, masajes y otras técnicas de fisioterapia. Esta terapia se complementa con ejercicios físicos y otras recomendaciones para la salud de tu espalda por parte de los fisioterapeutas que lo imparten, especialmente los estiramientos.

La técnica está especialmente recomendada para quienes sufren rigidez o dolores de espalda, de cabeza, de cuello, lumbalgias, ciáticamigrañas y lesiones en general, ya sean agudas o crónicas. Entre sus beneficios, podemos decir que esta técnica antigua conseguirá corregir tus malas posturas, mejorar la coordinación y el equilibrio de la espalda, además de ayudarte a conciliar mejor el sueño por las noches.

El éxito de la técnica de naprapatía radica en combinar distintos ejercicios, como por ejemplo la práctica de Pilates, para controlar el sistema nervioso central, que está considerado como el origen de las contracturas musculares.

Sesiones personalizadas de 45 minutos

La naprapatía cuenta con ejercicios concretos para cada problema específico de tu espalda, que tendrá que valorar y tratar el fisioterapeuta o experto que te atienda. Con el terapeuta conseguirás encontrar y tratar las causas de cada problema de espalda y no solamente los síntomas o dolencias. En cada sesión se realizan las actividades prescritas de forma personalizada por el profesional y siempre bajo su supervisión. Y es que, la clave de su éxito es que se trata no sólo el problema sino la cusa biomecánica del mismo.

Las sesiones de la naprapatía suelen alargarse durante unos 45 minutos aproximadamente y su precio suele rondar entre los 50 y 80 euros, dependiendo del centro al que se acuda. El número de sesiones necesarias variará en función de la dolencia, el tiempo que se lleve con ella y la edad del paciente. Es normal que después de una sesión la persona sienta ciertas molestias, como ocurre tras un masaje descontracturante, sin embargo, dos días después del masaje esta sensación debería haber terminado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD