Lacrosse, cazadores de goles
El lacrosse –deporte oficial del verano en Canadá– es un divertido juego en equipo similar al hockey. Descubre cómo se juega, las diferencias entre las modalidades femenina y masculina, y sus beneficios para la salud.

Beneficios de jugar al lacrosse para cuerpo y mente

Actualizado: 5 de diciembre de 2019

Cualquier ejercicio es beneficioso para la salud de las personas que lo practican, pues mantiene el cuerpo activo y ejercitado, pero el lacrosse tiene sus particularidades. Este deporte tiene la peculiaridad de que no se necesita una fuerza hiperdesarrollada –aunque en el caso de los hombres brinda una ventaja frente a los adversarios en el cuerpo a cuerpo–, pero lo que sí es necesario es una resistencia media alta, pues durante la mayoría del partido hay que estar corriendo para conseguir marcar.

En la práctica del lacrosse es necesaria la cooperación y el trabajo en equipo, por lo que es una buena actividad para los niños, ya que así aprenden a socializar y se sienten integrados en un grupo. Además, al igual que ocurre con otros deportes como el rugby, existe un sentimiento de equipo muy arraigado y el ambiente de los partidos suele ser muy festivo.

Las mejoras psicológicas de los participantes van todavía más allá, y es que el lacrosse también ayuda a controlar los niveles de estrés de aquellos que lo juegan, así como la ansiedad. En la práctica se desarrollan habilidades de concentración, agilidad y estrategia, útiles para otros ámbitos como el laboral o el académico.

Niños jugando a lacrosse

En cuanto a los beneficios físicos se puede destacar la mejora en la resistencia y en la salud cardiovascular, además de reducir el riesgo de sobrepeso y obesidad. Por este motivo, cada día más profesores de educación física incluyen esta modalidad de ejercicio en sus clases, por supuesto adaptando su práctica a las dimensiones y a la edad de los jugadores.

Riesgos de practicar lacrosse

Esta actividad también conlleva una serie de riesgos, especialmente en el caso de los varones, en los que el contacto está permitido, o en los porteros, que deben intentar parar la bola a toda costa. Es importante que antes de practicar este o cualquier deporte se consulte con el médico, que en función del historial clínico dará su aprobación, o no.

Hay que tener en cuenta que es posible que se produzcan golpes y lesiones derivadas de choques con el stick o con la pelota, o a causa de encontronazos entre compañeros. Aun así, el lacrosse es un deporte divertido, muy enérgico y expectante, que no dejará indiferente a nadie.

Creado: 5 de diciembre de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD