PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Pilates sí, pero con ayuda de un buen monitor

Está demostrado que la práctica de Pilates proporciona numerosas ventajas para la salud y para el equilibrio emocional. Sin embargo, si se realiza sin un correcto asesoramiento no se consiguen los objetivos deseados.
Pilates sí, pero con ayuda de un buen monitor

Con un monitor sacarás más partido a los beneficios del Pilates.

28 de Mayo de 2012

Está demostrado que la práctica de Pilates proporciona numerosas ventajas para la salud y para el equilibrio emocional. Sin embargo, como advierte el doctor Juan Bosco, que dio a conocer en nuestro país este método –ideado por Joseph H. Pilates en los años 20 del pasado siglo–, si se realiza sin un correcto asesoramiento no se consiguen los objetivos deseados.

Incluso aunque se practique en el gimnasio, si las clases son muy numerosas el monitor no puede prestar suficiente atención a cada alumno, por lo que si un ejercicio no se realiza bien o la postura es incorrecta, es muy posible que esto pase desapercibido al instructor y, de esta forma, si bien no resulta perjudicial, tampoco obtendremos los beneficios asociados a la práctica de esta técnica. Además, como señala Bosco, algunos monitores tampoco cuentan con la formación necesaria para impartir clases de Pilates.

Aunque Pilates se practique en el gimnasio, si las clases son muy numerosas el monitor no puede prestar suficiente atención a cada alumno, que podría no realizar bien los ejercicios

Los ejercicios de Pilates, cuando se hacen bien, pueden servir como complemento en el tratamiento de afecciones como fibromialgia, lumbalgia, problemas de la columna vertebral y las articulaciones… Se trata de una técnica especialmente indicada para ganar fuerza, flexibilidad y coordinación, y ayuda también a corregir malas posturas, a controlar el estrés y a mejorar la capacidad de concentración.

El Pilates también está aconsejado para mujeres embarazadas porque sirve en la preparación al parto, y para las personas de la tercera edad porque como explica el doctor Bosco –que acaba de escribir un libro sobre esta disciplina ‘Pilates terapéutico: para la rehabilitación del aparato locomotor’– varios estudios indican que puede ser beneficioso para prevenir trastornos neurológicos como el párkinson.

Este experto insiste en la importancia de realizar bien los ejercicios porque, de lo contrario, se trataría de una ‘pérdida de tiempo’. A aquellos que se animen a practicar Pilates en su propia casa, les aconseja que primero acudan a un centro con monitores especializados para que estos comprueben si lo hacen correctamente y, en caso afirmativo, ya pueden seguir practicando en casa.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD