PUBLICIDAD

Ponte en forma a ritmo de zumba
De origen colombiano, la zumba es una mezcla de ritmos latinos –salsa, merengue, flamenco o bachata– y ejercicios aeróbicos que se ha convertido en una de las rutinas de moda para perder peso. Descúbrela.

Qué es la zumba

Qué es la zumba
Desde Colombia, la zumba ha conquistado las salas de fitness de todo el planeta.

Actualizado: 16 de diciembre de 2019

La zumba es una mezcla de ritmos latinos –salsa, merengue, flamenco o bachata– y ejercicios aeróbicos que se ha convertido en la rutina de moda para perder peso. Se trata de una disciplina fitness ideada por un colombiano, Alberto ‘Beto’ Pérez, y su nombre es un derivado de la palabra rumba, que es como los colombianos denominan coloquialmente a las fiestas.

Esta mezcla de música y movimientos enérgicos nació cuando su creador, a finales de los 90, era profesor en un gimnasio de Cali (Colombia). Un día se olvidó de la música para la clase, así que no lo dudó ni un momento, fue a su coche y cogió algunos de los cds de música que llevaba, en su mayoría música latina. Tal fue el éxito de aquella clase que decidió convertirlo en la disciplina deportiva que es hoy, y que en muy poco tiempo comenzó a tener éxito y fama internacional cuando en 2001 ‘Beto’ Pérez se trasladó a Miami.

El propio Pérez la describe como una fusión de varias disciplinas, como el ballet, el reguetón, la salsa o la bachata. Quienes la practican aseguran que la clave para que la zumba sea el ejercicio estrella para perder peso radica en la mezcla de ritmos rápidos y lentos combinados con series de ejercicios, con lo que, además de bajar esos kilos de más que tanto cuesta eliminar, tonificamos nuestra musculatura y dejamos a un lado la flacidez corporal, especialmente en zonas que con otras actividades no se ejercitan, como los oblicuos, las rotaciones o las zonas laterales del cuerpo. Además, todo esto sin apenas darse cuenta, todo camuflado en un jolgorio colectivo lleno de alegría.

Pasarlo bien, el objetivo principal de la zumba

Pero independientemente de que los asistentes a sus clases perdieran peso o no, lo que Alberto Pérez quería era que disfrutaran con el ejercicio, que se divirtieran y se sintieran bien consigo mismos y, en definitiva, que segregaran endorfinas, teniendo una sensación inmediata de felicidad; que asistir a las clases para hacer ejercicio fuera una auténtica fiesta, una rumba.

Como curiosidad, cabe destacar que la zumba se ha convertido en la salida profesional de muchos de los jóvenes de origen latinoamericano que residen en Estados Unidos. Y es que, desde que se comercializara en dicho país, estos jóvenes han visto en su facilidad innata para bailar y para seguir el ritmo su salida profesional como monitores de zumba en los numerosos centros deportivos en los que se imparte esta disciplina deportiva.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD