Las contraindicaciones de la anestesia epidural son muy pocas, ya que es una técnica muy segura y con riesgos mínimos. Algunas de las situaciones en las que no se puede usar son:

  • Infección de la piel en la zona de la punción. Infección crónica de la columna vertebral a ese nivel (por ejemplo, por tuberculosis u otras bacterias).
  • Alergia a los anestésicos locales.
  • Alteraciones de la coagulación (en este caso incluso el mismo parto por vía vaginal sería una situación de riesgo).
  • Hemorragia intensa antes de realizar la anestesia epidural.
  • Enfermas de corazón.
  • Obesidad extrema.
  • Desprendimiento prematuro de placenta.
  • Tatuajes en la zona lumbar (existe riesgo de arrastrar tinte hacia el espacio epidural y provocar una meningitis química).

Y, por supuesto, no se emplea la anestesia epidural si la madre, por los motivos que sean, prefiere no recibirla.

Creado: 10 de noviembre de 2011

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD