PUBLICIDAD

Cómo cuidar la cicatriz de la cesárea
Te explicamos qué debes tener en cuenta para el cuidado de la cicatriz de tu cesárea, cómo lavar la zona, cómo puede evolucionar su curación o cuáles son las posibles complicaciones, y los consejos de las expertas para su cuidado.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Recomendaciones para cuidar la cicatriz de la cesárea

El cuidado de la cicatriz de una cesárea no presenta demasiada complicación más allá de una buena higiene de la zona y de la observación atenta para identificar cuanto antes la aparición de posibles infecciones. Sin embargo, es recomendable prestar atención a algunas de las cuestiones y consejos que señalan la matrona Jade Magdaleno, coordinadora de posgrados universitarios para Matronas en Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN), y la dermatóloga Lorea Bagazgoitia con el fin de evitar errores y conseguir cuidar la cicatriz de la cesárea de manera adecuada:

  • Curas diarias: según Magdaleno, es primordial tener paciencia y seguir los consejos para las curas diarias que den al alta hospitalaria, sin saltarse ninguna o hacerla muy por encima. “Aunque la zona moleste, hay que realizar las limpiezas correctamente; de lo contrario, podrían quedar restos de suciedad que favorezcan una infección. No hay que tenerle miedo a arrancar sin querer una grapa o un punto al limpiar la zona, eso no sucederá”.
  • Limpieza aséptica: otro punto importante para la matrona es que siempre que vayamos a tocar la cicatriz de la cesárea debemos lavarnos las manos, ya que es la principal medida para evitar las infecciones. Se puede usar para limpiar la herida agua con jabón neutro o clorhexidina como antiséptico, evitando el yodo o el alcohol.
  • Evitar que esté húmeda: igual que la correcta limpieza, Jade Magdaleno explica que es vital un adecuado secado con gasas limpias. También puede ser necesario colocar y cambiar frecuentemente las gasas si la zona de la incisión coincide con el pliegue de algún michelín o sudamos en exceso.
  • Pequeños masajes: cuando se retiren las suturas, se puede masajear con aceite la zona para evitar la formación de queloides que puedan dar molestias en un futuro. Es mejor evitar cremas con perfumes o sustancias irritantes.
  • Hidratación: para Lorea Bagazgoitia es importante que una vez retirados los puntos se mantenga esa piel bien hidratada y nutrida, así como protegida del sol.
  • Soluciones estéticas: por último, la dermatóloga concluye que tanto los parches de silicona como el tratamiento con láser CO2 desde las primeras semanas tras la cirugía pueden optimizar los resultados estéticos de la cicatriz.

Actualizado: 12 de Abril de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD