Madres de alquiler
En la última década ha crecido el número de parejas que recurren a un vientre de alquiler como opción para cumplir su sueño de ser padres. Conoce más sobre este proceso complicado, costoso y prohibido en muchos países.

Requisitos para ser madre de alquiler

Actualizado: 2 de septiembre de 2021

Entre las motivaciones que llevan a las mujeres a convertirse en madres de alquiler está la altruista y la meramente económica. Se dan casos de mujeres que, teniendo o no una relación parental con las personas que quieren ser padres, deciden ayudarles a cumplir su deseo sin esperar nada a cambio.

Pero, en general, en la gestación subrogada, la mujer que alquila su vientre tiene un objetivo económico, aunque también desea ayudar a los demás.

Cuando comienza el proceso del vientre de alquiler, a través de las agencias encargadas de organizar y supervisar cada paso, se da la oportunidad a los futuros padres de elegir la candidata que consideran más adecuada.

En general, estas candidatas a madres de alquiler deben cumplir algunos requisitos básicos, aunque estos pueden variar de una empresa o agencia a otra:

  • Tener entre 25 y 35 años, que es la edad ideal para un embarazo. 
  • Contar con buen estado de salud, lo que se podrá comprobar a través de diferentes exámenes físicos y
  • Pasar una evaluación psicológica para comprobar que la cesión se hace bajo un adecuado estado psíquico.
  • No tomar drogas ni medicamentos que pueda afectar al feto.
  • No tener ninguna enfermedad de transmisión sexual.
  • Haber tenido al menos un embarazo previo sin complicaciones.
  • Tener un familiar o pareja que apoye su decisión de ser vientre de alquiler.

Creado: 18 de noviembre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD