PUBLICIDAD

Alergia en el embarazo
Si estás embarazada y tienes alergia aclaramos tus dudas sobre cómo afecta este trastorno al feto, al parto y a la lactancia y qué medicamentos puedes tomar para tratar los síntomas. Te damos consejos para aliviar sus molestias.
Escrito por Caridad Ruiz, Periodista especializada en salud y nutrición

Consejos para aliviar la alergia respiratoria en el embarazo

Actualizado: 13 de agosto de 2019

Las mujeres con alergias respiratorias que se quedan embarazadas deben acudir a su alergólogo con regularidad y seguir sus instrucciones respecto al tratamiento y estilo de vida más adecuados para evitar crisis asmáticas que puedan afectar al suministro de oxígeno al feto. Estos consejos, además, pueden ayudar a prevenir o aliviar sus síntomas de alergia durante la gestación:

  • Lo ideal es evitar el contacto con todo aquello que provoca la reacción alérgica. Si se tiene alergia al polen, no pasear por el campo en la época de polinización de las plantas a las que se es alérgica, y mucho menos si hace viento.
  • La contaminación del aire intensifica la rinitis alérgica, por lo que los días de mayor polución es preferible salir a la calle lo menos posible.
  • Utilizar mascarillas homologadas que filtren el polen y el polvo.
  • Cuando se viaje en coche, subir las ventanas y poner filtros antipolen en el aire acondicionado.
  • En primavera, ventilar la casa entre 10 y 15 minutos al día. No hace falta tener más tiempo las ventanas abiertas.
  • El polvo que se acumula en el hogar deber ser eliminado con aspiradora o trapos húmedos. Y mejor que sea otra persona la que lo haga. Evitar las escobas, los plumeros y los cepillos.
  • La ropa de cama debe lavarse a menudo. También conviene limpiar con frecuencia los colchones. Y, como en el caso de la limpieza en el hogar, debe acometer esta tarea otra persona.
  • La decoración de la casa cuanto más simple mejor: pocas cortinas, mejor no usar alfombras, y no poner nunca moquetas o paredes enteladas.
  • En el embarazo está completamente desaconsejado fumar, ya que es uno de los factores que provoca retraso en el crecimiento del feto. Y en el caso de la embarazada alérgica la exposición al humo del tabaco resulta especialmente peligrosa, porque es un irritante importante de las vías respiratorias.
  • Tomar la medicación necesaria para controlar los síntomas. Se puede administrar de forma segura más medicación de la que los pacientes muchas veces piensan, pero siempre se ha de consultar al médico.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD