Cuidado del cabello durante el embarazo
Para estar guapa durante el embarazo es importante lucir un pelo bonito. Conoce cómo afecta la gestación a tu cabello, qué hacer para mantenerlo sano, y qué tratamientos capilares es mejor evitar en esta etapa.

Consejos para cuidar tu cabello durante el embarazo

Actualizado: 11 de mayo de 2020

Para estar guapa durante el embarazo es importante mantener un pelo bonito, y "lo fundamental –como explica Beatriz Guerrero, directora del Centro de Belleza Ángela Navarro– es mantener el cuero cabelludo lo más hidratado y sano posible para mitigar los efectos de la caída que se produce tras el parto", y añade que también se debe continuar con el tratamiento adecuado a cada tipo de cabello, por ejemplo si la embarazada lo tiene seco, o excesivamente graso, porque con el cambio hormonal el problema se puede agravar. Por ello, te ofrecemos algunos consejos para cuidar tu cabello durante esta etapa:

  • Dieta rica en frutas y verduras

    Dieta rica en frutas y verduras

    Como ocurre en el caso de la piel, el cuidado del cabello también empieza desde dentro, y las frutas y verduras, además de ser buenas para tu bebé, también fortalecen la cutícula del cabello, pues contienen vitaminas y minerales, como el hierro, que impiden que se rompa y que le aportan brillo.

  • Cabello graso y normal

    Cabello graso y normal

    En el primer punto ya advertíamos de que por lo general el cuero cabelludo segrega más grasa durante el embarazo, por lo que si tu pelo era normal o graso tendrás que lavarlo más a menudo. Para su higiene, utiliza champús neutros y suaves (de uso frecuente).

  • Cabello seco

    Cabello seco

    Si tu cabello es seco, o se ha vuelto más seco durante la gestación, elige un champú nutritivo y emplea una mascarilla acondicionadora tras el lavado.

  • Lavar el cabello con agua templada

    Lavado del cabello

    Lávate el pelo con agua templada y péinalo con suavidad, sin dar tirones en caso de que se enrede.

  • masajes capilares

    Masajes capilares

    Los masajes capilares relajan –algo que siempre viene bien y más en esta etapa–, y además estimulan la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, por lo que mejoran la vitalidad y el aspecto del cabello.

  • Evita los secadores y planchas

    Uso de secadores y planchas

    Dentro de lo posible evita los secadores con el aire muy caliente o las planchas para alisar el pelo. Las altas temperaturas estropean y debilitan el cabello.

  • Evita los secadores y planchas

    Peinados

    Durante la gestación prescinde de hacerte peinados que obliguen a mantener el pelo apretado y estirado, como coletas o moños.

Creado: 20 de enero de 2014

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD