PUBLICIDAD

Cacatúa ninfa
La cacatúa ninfa, conocida por su peculiar cresta, es un ave cariñosa e inteligente, que incluso puede aprender a decir algunas palabras. Descubre qué necesitas para tener su compañía en tu casa y qué cuidados requiere.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Alimentación e higiene de la cacatúa ninfa

Cacatúa ninfa alimentándose

La cacatúa ninfa se alimenta de semillas, verduras y frutas.

La alimentación de las cacatúas ninfa en cautividad está compuesta de mezclas de semillas como el mijo, lino, trigo, alpiste, arroz o avena, verduras, especialmente las de hoja verde, como la rúcula, las endivias o los canónigos, y por último la fruta, como las fresas, manzanas, cerezas, melocotones, peras…

Si se porta bien tu pájaro puedes premiarle con unas golosinas, éstas pueden ser pipas de girasol, cereales integrales sin azúcar, bayas silvestres o zumos de frutas.

Hay que tener en cuenta las cantidades de comida, y es que las raciones variarán según el peso de nuestra ninfa. El alimento debe suponer de un 12% a un 14% del peso del animal, es decir, que si pesa 100 gramos tendremos que ponerle entre 12 y 14 gramos de comida. La frecuencia perfecta sería tres tipos mínimo de verdura al día y tres de fruta a la semana. Para que la cacatúa se sienta como en la naturaleza, lo mejor es colgarle los alimentos de la jaula.

Entre los alimentos prohibidos en la dieta de la cacatúa se encuentran el aguacate, la patata y la berenjena, pues son muy tóxicas para estos animales, y también las espinacas o el perejil, pues tienen un alto contenido de ácido oxálico que interfiere en la asimilación del calcio, que se debe suplementar con pastillas de cal o de hueso.

Higiene de la cacatúa ninfa

Al igual que ocurre con el resto de pájaros que se tienen como mascota, la jaula de las cacatúas ninfas debe limpiarse a menudo para evitar posibles enfermedades, así, lo ideal es limpiarla cada día o al menos una vez cada dos días. Las jaulas suelen tener una bandeja que se extrae de manera sencilla por lo que no te llevará más de cinco minutos mantener el hogar de tu ninfa limpio.

También es necesario lavar los bebederos de agua y las bañeras, que se deben poner a menudo con agua limpia, así las bacterias no proliferarán y conseguirás que tu mascota alada esté sana y viva durante muchos años.

En cuanto al corte de uñas y el limado del pico será el veterinario el que lo haga, en caso de ser necesario, nunca lo hagas en casa, puedes herir a tu ninfa.

Actualizado: 22 de Noviembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD