PUBLICIDAD

Mascotas
Cacatúa ninfa
La cacatúa ninfa, conocida por su peculiar cresta, es un ave cariñosa e inteligente, que incluso puede aprender a decir algunas palabras. Descubre qué necesitas para tener su compañía en tu casa y qué cuidados requiere.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista especializada en vida saludable

Salud y reproducción de la cacatúa ninfa

Reproducción de la cacatúa ninfa

Los huevos de la cacatúa ninfa se incuban entre 18 y 20 días.

Las cacatúas ninfas son unas aves sensibles a los grandes cambios, tanto a nivel físico como emocional. Por ello, si tienes o vas a hacerte con este ave como mascota, debes saber que unos ruidos excesivos, un cambio de lugar frecuente o una mala manipulación pueden hacer que la cacatúa presente algunas enfermedades como:

  • Resfriado: puede ser consecuencia de una temperatura inadecuada y los síntomas ante los que hay que estar alerta son los estornudos, problemas para respirar y una falta de apetito.
  • Psitacosis: una enfermedad que también puede afectar a los humanos y que la causa la Chlamydiophila psitacci, una bacteria que produce conjuntivitis, sinusitis, diarrea –de color verde y amarilla– y pérdida de peso. Si observas algunos de esos síntomas no dudes en llevar a tu pájaro al veterinario, puede ser letal tanto para tu mascota como para ti.
  • Buche inflamado: esto se debe a que no ha digerido todavía los alimentos, sus manifestaciones saltan a la vista y al olfato, pues suele desprender un olor muy fuerte. Acude a tu veterinario para que pueda desatascarle el sistema digestivo sin hacerle daño.
  • Ácaros: son parásitos que extraen la sangre a los pájaros y les debilitan. También pueden afectar a los humanos, por lo que habrá que estar atento a si la mascota tiende a rascarse. Para evitarlo lo mejor es tener la jaula y sus accesorios bien limpios.
  • Falta de plumas: si notas que tu ninfa ha perdido parte de su plumaje es porque está pasando por una época de depresión, estrés o una falta de minerales en la dieta. Lleva a tu pequeña mascota al veterinario para que pueda ayudarte.
  • Oclusión ovárica: esto ocurre cuando la ninfa no termina de poner el huevo y se queda atascado, impidiendo la defecación del animal. Este problema si no se detecta a tiempo puede provocar la muerte del ave, por lo que si notas a tu cacatúa hinchada, débil y no aprecias heces en la jaula acude de inmediato al veterinario.

Reproducción de la cacatúa ninfa

La puesta de los huevos de la cacatúa ninfa requiere un habitáculo de madera preparado para ello, que debe tener unas dimensiones de 18 x 18 x 30 cm, por lo que tendrá un aspecto cuadrado. Dentro hay que colocar serrín para crear una especie de cama y evitar que los huevos puedan rodar y romperse.

El proceso comienza con el cortejo del macho a la hembra, él mueve las alas y la cabeza de un lado a otro, bailando al ritmo de su cante. Una vez han congeniado, lo normal es que esa pareja continúe a lo largo de sus vidas. La puesta de los huevos se realiza entre los 10 y los 14 días posteriores y puede llegar a durar varios días. La hembra expulsa entre cinco a ocho huevos con intervalos de 48 horas.

Esos huevos de pequeño tamaño son incubados entre 18 y 20 días y se lleva a cabo tanto por la hembra –que lo hace desde el atardecer hasta las primeras horas de la mañana– como el macho –que les da calor desde la mañana hasta que se quita el sol–. Después de ese tiempo nacerán las crías, ten en cuenta que pueden hacerlo con horas de diferencia.

Aunque la edad sexual de estas aves es a partir de los siete meses de vida, se aconseja que su reproducción no se realice hasta al menos el año. Este pájaro puede poner huevos durante todo el año, no obstante, lo recomendable es que lo haga como mucho tres veces al año.

Actualizado: 29 de Junio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD