PUBLICIDAD

Noticias Mascotas

El cáncer de tiroides puede ser detectado por un perro

Un perro entrenado para detectar mediante el olor de una muestra de orina del paciente si éste sufre cáncer de tiroides, consigue una tasa de éxito del 86,7% en un estudio realizado en Estados Unidos.
El cáncer de tiroides puede ser detectado por un perro

Los perros están dotados de al menos diez veces más receptores olfativos que los seres humanos.

18 de Mayo de 2015

Los perros pueden ser adiestrados para detectar mediante el olfato si un paciente sufre cáncer de tiroides, según revela un estudio realizado en Estados Unidos. Para llevar a cabo la investigación, que ha sido presentada en la 97º Reunión de la Sociedad de Endocrinología celebrada en San Diego (EE.UU.), se ha entrenado a un pastor alemán llamado Frankie, que ha sido capaz de descubrir si una persona estaba enferma de cáncer de tiroides olfateando una muestra de orina del paciente.

El perro adiestrado en el estudio acertó en 30 de las 34 muestras, por lo que el método presenta una fiabilidad del 86,7% en la detección del cáncer de tiroides

Para comprobar si el entrenamiento había funcionado, 34 pacientes ofrecieron una muestra de orina y se realizaron una biopsia con el objetivo de contrastar los resultados. En la prueba quirúrgica dieron positivo 15 de las personas estudiadas, mientras que las otras 19 no padecían cáncer.

Al realizar la prueba, Frankie se tumbaba cada vez que detectaba que la muestra de orina correspondía a un paciente con cáncer de tiroides y, cuando era negativa, el animal se alejaba. Con este procedimiento el perro acertó en 30 de las 34 muestras; dos de los fallos fueron marcados como falsos positivos, y otros dos como falsos negativos. Los resultados del trabajo demuestran que el perro consiguió detectar con éxito un 86,7% de los casos de cáncer de tiroides.

Según uno de los investigadores, la nueva técnica permitiría diagnosticar este tipo de cáncer en su etapa inicial, sin necesidad de realizar una biopsia al paciente, por lo que se evitarían estas molestas pruebas y se reducirían los gastos asociados. El procedimiento es posible porque los perros están dotados de al menos diez veces más receptores olfativos que los seres humanos, y gracias a ello pueden ser capaces de detectar el cáncer que afecta al tejido tiroideo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD