PUBLICIDAD

Cómo actuar ante el atropello de un animal
Saber qué hacer en el caso de presenciar o provocar el atropello de un animal puede salvar su vida. Te explicamos, además, los aspectos legales relativos a este tipo de accidentes de tráfico, y la mejor forma de prevenirlos.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Cómo actuar en caso de atropello de un animal

Mujer atendiendo a un animal herido

En el caso de atropellar a un animal o presenciar su atropello es muy importante tener en cuenta una serie de consideraciones para que nuestra actuación no perjudique aún más al animal atropellado. Es más, actuar bien puede ser en muchas ocasiones la diferencia entre salvar o no la vida del animal herido. Te contamos qué debes saber:

  • señalizar el accidente

    Calma y seguridad: como en cualquier otro tipo de accidente, en el caso de atropellar a un animal lo primero que debemos hacer es mantener la calma, pensar en frío y organizarse. Debemos salvaguardar la zona para no implicar a otros vehículos. Esto implica señalizar el lugar, retirar el vehículo a un lado de la calzada si es posible, y ponernos el chaleco reflectante. Si hemos sido testigos, debemos acudir al lugar del accidente para ayudar a los implicados en el mismo.

  • Comprobar que el animal respira

    Valorar la salud del animal atropellado: lo siguiente que debemos hacer es intentar acercarnos al animal para comprobar su estado de salud, si respira, si hay alguna hemorragia, si se puede mover…, según nos explica Ana Martínez Montes, licenciada en Veterinaria por la Facultad de Veterinaria de Córdoba y miembro del equipo del Centro Veterinario Albayda, pero, advierte, “siempre con mucho cuidado, porque estará seguramente en shock y asustado, por lo que su reacción podrá ser defenderse mordiendo”.

  • llamar a la policía

    Llamar a las autoridades: lo ideal es poder contar con un atestado de tráfico, por lo que lo más recomendable para la veterinaria es llamar a la Policía o a la Guardia Civil para que acudan al lugar del atropello, y explicar la situación. Ellos también pueden asesorarnos por teléfono en caso de dudas sobre cómo gestionar el atropello hasta que ellos lleguen.

  • Identificación del animal

    Localizar al propietario del animal para contarle lo ocurrido: si el animal atropellado es de tipo doméstico se pueden dar dos circunstancias: que esté abandonado, en cuyo caso es probable que no tenga chapa identificativa o que, pese a tener un cuidador, se haya escapado. En este último caso, lo habitual es encontrar una identificación, por lo que será más fácil contactar con su responsable, tal y como recomienda Ana Martínez.

  • Acudir al veterinario

    A continuación lo ideal es trasladar al animal atropellado al centro veterinario más cercano que nos pueda prestar un servicio de primeros auxilios, y mejor aún si pueden dar un servicio más completo, según la veterinaria del Centro Veterinario Albayda, que afirma que “en ocasiones, los atropellos no revisten mucha gravedad a primera vista, pero es muy importante que un profesional veterinario valore la situación para poder encontrar problemas graves que en una valoración rápida no dan la cara como, por ejemplo, las roturas de bazo, las roturas de diafragma, o cualquier problema a nivel de órganos internos porque son circunstancias que comprometerán mucho la vida del animal. Otras veces lo que nos encontraremos serán animales con fracturas de huesos a distintos niveles, o incluso, en casos graves, lesiones que podrán en serio riesgo su salud. Por todas estas razones, lo ideal es que los animales sean revisados lo más pronto posible”.

  • Animal protegido

    Cuando se trata de especies cinegéticas o silvestres, Ana Martínez señala que es muy importante que nos pongamos en contacto con la Guardia Civil y, más concretamente, con la división Seprona, “porque ellos son los responsables de este tipo de especies, y los que los trasladarán a centros especializados donde serán atendidos por veterinarios especialistas”. Si no podemos contactar con este servicio, habría que trasladar a estas especies a clínicas veterinarias especializadas que los puedan atender y dar esos primeros auxilios que puedan necesitar.

  • Testigo accidente de tráfico con un animal

    Si somos testigos de un atropello, debemos saber que, aunque no hayamos sido nosotros los responsables ni los afectados, debemos informar de lo sucedido a las autoridades cuando asistan al siniestro, ya que nuestro testimonio de los hechos puede ser clave a la hora de reclamar indemnizaciones por parte de los responsables del animal, del vehículo, o de la propia Administración.

Actualizado: 23 de Julio de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD