PUBLICIDAD

Mascotas
Primeros auxilios para gatos
Dicen que un gato tiene siete vidas…, pero su curiosidad innata puede llevarle a lastimarse en más de una ocasión, así que no está de más saber cómo actuar frente a cualquier tipo de emergencia.

Quemaduras y electrocuciones en gatos, cómo actuar

Si tu gatito ha sufrido una quemadura, o una electrocución trasteando donde no debía, aquí encontrarás los primeros auxilios básicos a seguir en ambos casos:

Quemaduras

Tanto trastear por la cocina puede provocar que el gato, al final, acabe escaldado. Los objetos y cacharros de la cocina despiertan su curiosidad, por lo que no es raro que acabe chamuscado. Las quemaduras son muy frecuentes, y se producen por un contacto directo con la fuente de calor (estufas, placas vitrocerámicas…), o porque accidentalmente se vuelque alguno de los cacharros de la cocina cuando esté al fuego (la cafetera con el café recién hecho, la sartén con aceite, un cazo de agua hirviendo…).

Cómo actuar

Lava la quemadura con abundante agua y, a lo sumo, recorta el pelo de la zona, para que no toque la piel. No le apliques ningún tipo de pomada, por muy refrescante que diga ser en sus prospectos. La actuación inmediata del veterinario es fundamental para que tu gato se recupere.

Electrocución

En su afán por conocer el mundo que le rodea, un gatito llega a cualquier lado y no es infrecuente que mordisquee algún cable eléctrico. Si ocurre te lo encontrarás inconsciente y con graves quemaduras en la boca.

Cómo actuar

Qué hacer No te queda más remedio que ir cuanto antes al veterinario. Si observas que el gato ha dejado de respirar, intenta reanimarle con un masaje cardiorrespiratorio. Para ello, coloca al gato de un lado y presiona suavemente sobre las costillas del otro lado, con intervalos de varios segundos.

Actualizado: 18 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD