Hipotermia en el perro, cómo actuar
La exposición al frío, la lluvia y la nieve pueden causar problemas de salud a nuestro perro, como la hipotermia. Conoce cómo afecta la pérdida de calor a tu mascota, los síntomas de la hipotermia, y cómo tratarla y prevenirla.

Tratamiento y prevención de la hipotermia en el perro

Actualizado: 18 de enero de 2021

El pilar fundamental del tratamiento de la hipotermia en un perro es el recalentamiento del animal. Así, en la hipotermia leve es suficiente con calentar al can mediante métodos pasivos, abrigándole y manteniéndole en un ambiente cálido. Mientras que en la hipotermia moderada o si el animal está mojado, pasaremos a emplear métodos de calentamiento activo como el uso de secadores o calefactores de aire, lámparas de luz infrarroja o mantas térmicas. Estos métodos deben usarse con precaución para evitar quemaduras y siempre dirigidos al tronco del perro y no hacia las extremidades.

También es útil untar miel en sus encías, ya que suelen producirse hipoglucemias por desgaste muscular al temblar constantemente. Además, si el animal estuvo en contacto con nieve, se suelen quedar bloques pegados en el pelo, que debemos derretir con agua templada o un secador, evitando tirar de ellos.

Dos perros con bufanda

Tampoco es recomendable introducir al perro en un baño de agua muy caliente, ya que la piel está sensible por la exposición al frío y podríamos provocarle quemaduras. El recalentamiento siempre debe ser gradual.

En la hipotermia moderada y grave es necesaria la atención veterinaria para que evalúe el daño producido en los órganos internos, como el riñón o el aparato circulatorio. Además de emplear los métodos de recalentamiento, será necesario emplear fluidoterapia y medicación intravenosa para corregir la hipoglucemia, la hipotensión y las arritmias cardiacas. Si el animal presenta depresión respiratoria será imprescindible el aporte de oxígeno e incluso la intubación y ventilación.

Infografía: Hipotermia en los perros

Cómo puedes prevenir la hipotermia en tu perro

En épocas de frío puede ser beneficioso mantener caliente a nuestra mascota durante el paseo con alguna prenda de abrigo, especialmente si es una raza pequeña, de pelo corto, cachorro o anciano, sin olvidar la importancia de secar bien al animal al llegar a casa si llueve o nieva.

Perro paseando por la nieve con un abrigo

Si decides divertirte con tu perro en la nieve, no debéis pasar un tiempo excesivo en contacto con ella; por ejemplo, no más de 20 o 30 minutos.

También es muy útil llevar con nosotros toallas o mantas para abrigarle bien después de jugar y una pequeña ración de pienso o alimento húmedo para ayudarle a recuperar la energía.

Creado: 15 de enero de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD