PUBLICIDAD

Leishmaniosis canina
La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria transmitida por la picadura de un mosquito, que puede tener graves consecuencias para la salud de los perros. Conoce sus síntomas y cómo se puede prevenir.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Prevención de la leishmaniosis canina

Actualizado: 22 de Noviembre de 2018

La prevención de la leishmaniosis canina se centra en dos puntos: evitar la picadura del vector y, en caso de que no se haya podido evitar la exposición al parásito, impedir que se establezca en el organismo y se desarrolle la infección. Todos estos métodos se pueden combinar para proteger al máximo a nuestro perro, especialmente en las zonas con mayor prevalencia de leishmaniosis.

  • Prevención de la picadura del flebotomo: existen medicamentos en forma de collar o pipeta antiparasitarios que contienen permetrinas, sustancias eficaces para repeler la picadura del mosquito flebotomo. Se aplican sobre la piel del animal cada cierto tiempo, y además previenen la infestación por parásitos como las pulgas y las garrapatas.

    Hay que tener en cuenta que la mayoría de las pipetas actúan a las pocas horas de aplicarse, mientras que los collares tardan algunos días en ejercer su efecto completo. Es aconsejable que los animales afectados por la leishmaniosis también se protejan frente a la picadura, ya que evitaremos nuevas infecciones y reduciremos las posibilidades de que los mosquitos, al picar a nuestros perros, se conviertan en vectores de transmisión a otros perros, o al ser humano.

  • Prevención de la enfermedad: dado que los métodos para prevenir la picadura no pueden ser 100% eficaces, la franja al descubierto podemos cubrirla con el uso de la inmunoterapia, que mejorará la respuesta inmunitaria del perro. De esta forma, si el flebotomo llega a introducir la Leishmania en el organismo, la respuesta inmune se activará para intentar eliminar el parásito completamente antes de que se desarrolle la infección y permanezca para siempre en el animal.

    Existen medicamentos, como la domperidona, que administrada por vía oral ayuda a estimular la respuesta celular. Se recomienda utilizarla durante 30 días seguidos en los meses de junio y de octubre, coincidiendo con la época de mayor concentración de flebotomos. Además, contamos con otros productos que modulan la inmunidad, como los nucleótidos. Actualmente en España están comercializadas dos vacunas frente a la leishmaniosis para los perros sanos, con aproximadamente un 75% de eficacia.

  • Anticiparse: otra opción es realizar anualmente un test serológico rápido a tu mascota para detectar anticuerpos frente a Leishmania. Normalmente se realizan en febrero, unos 60-90 días tras finalizar la época de aparición del mosquito, ya que es el tiempo que tardaría el sistema inmune en generar anticuerpos detectables tras una hipotética infección.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD