Intento de suicidio, cómo pasar página
Tanto para el afectado como para su entorno no es fácil sobreponerse a un intento de suicidio, pero empezar de nuevo es posible gracias al seguimiento médico, el refuerzo familiar y la superación personal.

Intento de suicidio: prevalencia, causas y síntomas de alerta

Actualizado: 13 de septiembre de 2021

El suicidio es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial entre personas que tienen entre 15 y 44 años, más en concreto, la cuarta causa de defunción entre los jóvenes de 15 a 29 años. Según datos de la OMS, cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo, lo que supone cada año unos 703.000 muertes autoinflingidas, además de otros miles que intentan hacerlo. En España esta cifra, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) corresponde a 3.671 personas fallecidas en 2019.

Según explican desde la OMS, el 77% de los suicidios de 2019 ocurrieron en países de ingresos bajos y medianos, por lo que es un problema que afecta a todas las regiones del mundo. Además, estiman que el 20% de los que se quitan la vida lo hacen mediante autointoxicación con plaguicidas, seguidos por el ahorcamiento y los disparos con armas de fuego.

Un serio problema social que conviene enfocar desde diferentes puntos de vista para tratar de evitarlo, y en el que todos, entorno familiar, amigos, medios de comunicación… debemos estar atentos a posibles señales de personas con ideas suicidas para anticiparse a sus fatales consecuencias. No obstante, son numerosos los casos que se quedan solo en intentos, y que conviene seguir de cerca para evitar recaídas y apoyar al implicado en su recuperación y salida adelante.

Derribando mitos sobre el suicidio

Lo primero que debemos hacer es desterrar algunas creencias existentes equivocadas en relación con un suicidio, como aquella que afirma que quien quiere quitarse la vida siempre lo consigue. También hay que aparcar el mito de que quien se quiere matar no lo dice, ya que la mayoría de las personas que se suicida envía alguna señal anteriormente y en muchos casos, lo ha intentado con anterioridad. 

Cada año, unas 703.000 personas en el mundo fallecen consecuencia de un suicidio, una cada 40 segundos

También es falso que quien se repone de un intento de suicidio ya no tiene peligro de recaer. Existe un riesgo de entre un 10% y un 20% de que vuelva a intentarlo en el año posterior. Además, tampoco hay que establecer la asociación de ideas de que toda persona que se suicida está deprimida, ya que también existen otras posibles causas como esquizofrenia, alcoholismo, trastorno de personalidad paranoide

Intento de suicidio

La Organización Mundial de la Salud explica que el porcentaje de suicidios que se producen sin aviso es mínimo. En la mayoría de las ocasiones existen indicios previos o un intento previo. Las causas que pueden agudizar una situación personal grave son varias, por ejemplo, el abandono inesperado por parte de la pareja, la soledad profunda, un fracaso, problemas económicos, un despido laboral, la muerte de un ser querido cercano, una adicción...

Tal y como apunta Paul Nestadt, profesor asistente de psiquiatría y ciencias del comportamiento en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, las señales de advertencia que pueden ponernos en alerta ante el riesgo de suicidio de alguien a nuestro alrededor pueden incluir los síntomas del trastorno depresivo mayor:

  • Un cambio en las actividades habituales.
  • Aislamiento.
  • Perder interés en personas y actividades que antes le producían alegría.
  • Uso nuevo o aumentado de drogas o alcohol.
  • Pérdida de peso involuntaria o poca energía.
  • Diálogo interno negativo.
  • Pensamientos suicidas.

Para hacernos una idea de un problema invisible para muchos, un dato: 8 de cada 100 llamadas atendidas por el Teléfono de la Esperanza son de temática suicida. Además, la pérdida de trabajo, el desempleo de larga duración y la crisis económica suponen un 5% de aumento en este tipo de llamadas. Por fortuna, el 90% de las llamadas de este tipo se resuelven bien. Y es que, todos necesitamos un apoyo en algún momento de nuestras vidas. Pasar página tras un intento de suicidio es posible, conoce cómo lograrlo.

Teléfono de la Esperanza para la prevención del suicidio: 717 003 717

Creado: 15 de noviembre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD