PUBLICIDAD

Mente y emociones
Masturbación en las mujeres
Las mujeres también se masturban, aunque a ellas les suele afectar más que a los hombres el tabú sexual que pesa sobre esta práctica. Te desvelamos si es saludable y otras claves de la masturbación femenina.
Escrito por Georgina Burgos, Sexóloga, psicóloga y escritora

Cómo se masturban las mujeres

Datos procedentes de distintas investigaciones señalan que la forma en la que se masturba la mayoría de las mujeres es la estimulación manual de la vulva y el clítoris; no obstante, existe una gran variedad de opciones que también emplean las mujeres para su autoerotismo. Una de ellas consiste en el uso de un vibrador para estimular la zona genital con vibraciones de diferentes intensidades. Hay mujeres que alternan la estimulación de la zona del clítoris y la vulva con la penetración vaginal, ya sea con los dedos, o bien con un juguete erótico; y algunas, aunque son menos las que lo hacen, alternan estas estimulaciones genitales con la estimulación anal, con o sin penetración.

Algunas mujeres incluyen en su repertorio de autoestimulación la modalidad de juntar los muslos y presionar para realizar un masaje excitante sobre la zona clitórico-vulvar, o utilizan el chorro de la ducha con el mismo fin.

Con respecto a la postura que adoptan para masturbarse, a algunas mujeres les gusta hacerlo mientras permanecen tumbadas boca arriba, y otras prefieren estar boca abajo, o estimularse sentadas, con un movimiento rítmico de sus caderas sobre el brazo de un sofá mullido u otro objeto sugerente.

En la actualidad, con el boom de los juguetes eróticos, ha empezado a tomar relevancia combinar la estimulación a distancia e incontrolada; por ejemplo, ella deja el mando de un huevo vibrador que ha introducido en su vagina, en manos de su pareja, y salen a bailar o a cenar a un restaurante con amigos, al cine…, y ella se deja sorprender por la excitación y el orgasmo. En este tipo de veladas, algunas mujeres encuentran una poderosa fuente de excitación y de placer sexual. Otras lo encuentran en la búsqueda del punto G.

Por supuesto, como en el caso de los hombres también entre las mujeres existen miles de matices, que hacen de cada autoestimulación un acto único e irrepetible. Cada mujer tiene sus preferencias personales y peculiares, pues a algunas les gusta la estimulación directa del clítoris, mientras que otras prefieren que esta estimulación sea más suave y se realice de forma indirecta a través de los labios menores, o con una estimulación global de la vulva. Algunas prefieren la estimulación en círculos, otras de arriba a abajo o en diagonal, y la mayoría prefieren no empezar la estimulación de la zona genital hasta que sienten que su vulva, clítoris, y vagina, están preparados para ello. Las caricias sensuales en las zonas erógenas y las fantasías sexuales juegan un papel destacado en esta preparación y son también, en no pocas ocasiones, una parte importante de la masturbación en las mujeres.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50.000
días de trabajo se pierden cada año en Chile a causa de enfermedades mentales de origen laboral
'Fuente: 'Ministerio de Salud de Chile''

PUBLICIDAD