PUBLICIDAD

Mente y emociones
Bajo deseo sexual
La falta de deseo sexual es un problema que puede deteriorar la relación de pareja e incluso causar ansiedad en el que lo sufre. Te contamos qué puede provocarla y qué hacer para recuperar la chispa de la pasión.
Escrito por Georgina Burgos, Sexóloga, psicóloga y escritora

Consejos de emergencia para parejas con bajo deseo sexual

Artículo escrito por

Para lidiar con un problema de inapetencia o bajo deseo sexual, es importante considerar que ambos miembros de la pareja sufren. Para la persona que padece la inapetencia, la actividad sexual deviene en algo tedioso, indeseable y obligatorio. Y en consecuencia se siente bajo presión. Por el contrario, la persona con mayor deseo sexual suele sentirse rechazada, impotente e insatisfecha por una carencia sumamente desagradable en su vida sexual y afectiva.

Por tanto, los objetivos o consejos para la persona con menor deseo sexual pueden ser:

  • Jugar con sus sentidos.
  • Fantasear con escenas eróticas de su agrado.
  • Buscar en su interior qué desea realmente y proponérselo a su pareja.

Y los objetivos o consejos de la persona con mayor deseo sexual pueden ser:

  • Practicar el autoerotismo como un valor erótico.
  • Trabajar la comprensión de esta realidad: “una pareja no puede satisfacer todas nuestras necesidades sexuales”.
  • Buscar el modo de mejorar la cohesión con la pareja (a pesar de lo dolorosa que pueda resultar su inapetencia sexual) en otras esferas de la relación de pareja, como son el ocio, la cordialidad, la confianza… y compartir, a pesar del problema, un tiempo de calidad.

Por último, cuando la inapetencia o bajo deseo sexual persiste, lo más sensato, productivo y eficaz es consultar a un especialista en sexología para evitar los efectos colaterales que tiene en la relación de pareja un problema sexual de larga duración. 

Etiquetas: 

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50.000
días de trabajo se pierden cada año en Chile a causa de enfermedades mentales de origen laboral
'Fuente: 'Ministerio de Salud de Chile''

PUBLICIDAD