Dolor al eyacular: causas y soluciones

El dolor al eyacular o eyaculodinia puede ser el síntoma de alguna enfermedad, además de interferir en las relaciones sexuales del afectado. Dos expertos urólogos nos explican sus posibles causas y soluciones para tratarla.
Dolor al eyacular

Actualizado: 21 de septiembre de 2022

La disfunción eréctil o la eyaculación precoz pueden resultar muy frustrantes y deteriorar las relaciones de pareja y la autoestima de los afectados, pero hay otro problema del aparato genital masculino con consecuencias similares y que además podría ser el síntoma de una enfermedad: la eyaculodinia o dolor al eyacular, que también impide que los hombres que lo experimentan puedan disfrutar de uno de los grandes placeres de la vida: el sexo.

PUBLICIDAD

¿Qué es la eyaculodinia o eyaculación dolorosa?

“La eyaculodinia es un síntoma que tiene como característica principal el dolor durante el orgasmo acompañando a la eyaculación, nos explica el Dr. Esaú Fernández Pascual, facultativo del Servicio de Urología del Hospital Universitario La Paz, de Madrid, que añade que “parece estar infradiagnosticada y los estudios muestran una prevalencia variable que va desde el 1,9% al 25% de la población masculina”.

Anatomía sistema reproductivo masculino

El Dr. Manuel Alonso, urólogo y experto en Andrología del Departamento de Urología de HM Hospitales en Madrid y ROC Clinic afirma que “la eyaculodinia es un síndrome muy mal definido y caracterizado, que normalmente se intenta definir como dolor durante o después de la eyaculación”. Y señala que se trata de un dolor mal definido “porque hay pacientes que experimentan ese dolor durante o después de la eyaculación, y otros en los que este dolor persiste hasta dos horas, e incluso un día entero”.

“Es más común encontrar la eyaculodinia como un síntoma de la neuralgia del nervio pudendo, el dolor pélvico crónico o la prostatitis crónica”

En cuanto a su prevalencia, opina que “puede rondar entre el 1 y el 10%, pero sabemos que en pacientes que, por ejemplo, tienen síndrome de dolor pélvico crónico o prostatitis crónica, la eyaculodinia aumenta hasta casi un 75% –entre un 30 y un 75%–”.

PUBLICIDAD

¿Por qué siento dolor al eyacular?

Existen diversas causas por las que un hombre puede llegar a experimentar dolor al eyacular. “Pensamos muchas veces en la eyaculodinia como una entidad y es más común encontrarla como un síntoma de una entidad más grande, que es la neuralgia del nervio pudendo, el dolor pélvico crónico o la prostatitis crónica, entre otras causas”, indica el Dr. Alonso.

Síntomas de depresión y ansiedad ante la eyaculación dolorosa en el hombre

El Dr. Fernández Pascual, por su parte, asegura que “no existe ningún factor de riesgo claro que predisponga a la aparición de esta condición, pero existen múltiples causas que pueden explicar este síntoma”.

Estos expertos destacan que las principales causas de eyaculodinia son las siguientes:

  • Infección: bien de origen prostático (prostatitis), testicular (orquitis o epididimitis) o uretral (uretritis).

    PUBLICIDAD

  • Hiperplasia benigna de próstata (crecimiento benigno de la próstata).
  • Cirugía: tras la cirugía radical por cáncer de próstata (prostatectomía radical). Todas las cirugías de próstata pueden generar eyaculodinia, sobre todo en las primeras semanas post-operatorias.
  • Causas obstructivas en la salida del semen desde las vesículas seminales (obstrucción de conductos eyaculadores, litiasis en las vesículas seminales).
  • Dolor pélvico crónico por compresión del nervio pudendo.
  • Toma de medicaciones como antidepresivos o relajantes musculares.
  • Eyaculodinia relacionada con la vasectomía o la hernioplastia inguinal.
  • Enfermedades de transmisión sexual.
  • Neurastenia sexual (término empleado por Freud para referirse a las neurosis supuestamente relacionadas con una vida sexual insatisfactoria, como abstinencia, coitus interruptus…).

    PUBLICIDAD

  • Problemas de suelo pélvico (las contracturas de toda la musculatura que interviene en el reflejo de la eyaculación también pueden generar este problema).
  • Radioterapia en la pelvis.
  • Causa psicógena (que tiene su origen en factores psicológicos o emocionales). “La eyaculodinia, al igual que el resto de las disfunciones sexuales, puede tener causa psicógena, esto es, que puede mejorar con una adecuada terapia psicosexual. En ocasiones es debido a dolor pélvico importante que se focaliza con la eyaculación, y que necesita de un tratamiento combinado, dentro del cual la terapia psicosexual juega un papel crucial”, señala el urólogo de La Paz.

Síntomas que pueden estar asociados a la eyaculodinia

Según el experto en Andrología del Departamento de Urología de HM Hospitales en Madrid, como la eyaculodinia se relaciona con muchas entidades, tiene otros síntomas asociados. “Por ejemplo, la eyaculodinia muchas veces se relaciona directamente con el bajo deseo sexual, con la evitación, la mala calidad de vida, la ansiedad anticipatoria…, aunque eso es una consecuencia de sentir dolor al eyacular”.

PUBLICIDAD

“Muchas veces –continúa– son pacientes que vienen porque tienen disfunción eréctil, y claro que la tienen, porque saben que cuando van a eyacular les duele, y no tienen buenas erecciones, o directamente sufren bajo deseo sexual debido a esta condición”.

Problemas de pareja ante la eyaculación dolorosa del hombre

Este urólogo explica que también se relaciona con todos los signos inflamatorios de la pelvis, y por lo tanto los afectados también tienen una sensación de pesadez o dolor en el hipograstrio, dolor en la uretra, a veces molestias o dolor al orinar, e incluso síntomas relacionados con el recto, como un poco de proctitis, porque el nervio pudendo también inerva toda esa zona del periné, del escroto, del pene, del recto…

Cómo se tratan las eyaculaciones dolorosas

La eyaculodinia tiene tratamiento y se puede curar, pero para conseguirlo “lo primero que hay que hacer es establecer un buen diagnóstico” advierte el Dr. Manuel Alonso, que nos cuenta que es necesario ir descartando posibles causas y hacer una anamnesis, una entrevista muy detallada al paciente, en la que describa muy bien sus síntomas.

PUBLICIDAD

También hay que realizar exudados para comprobar si padece alguna enfermedad de transmisión sexual y una prueba de imagen –al menos una ecografía transrectal, o un escáner, o una resonancia–, para comprobar si hay alteraciones en la próstata, o cálculos o quistes en la vesícula seminal que justifiquen el dolor. “La resonancia también nos permite ver si hay causas o enfermedades o secuelas de una cirugía que estén atrapando el nervio pudendo, porque la neuralgia del nervio pudendo también se puede tratar, incluso de manera quirúrgica”.

El Dr. Esaú Fernández Pascual también señala que “el tratamiento depende fundamentalmente de la causa de la eyaculodinia. Algunos de estos tratamientos sí son curativos (si hay infección, antibiótico; si hay obstrucción de los ductos eyaculadores, resección prostática), mientras que otros persiguen mejorar los síntomas cuando la causa no es conocida o no tiene un tratamiento tan eficaz (psicoterapia en dolor pélvico crónico, etcétera)”.

Los medicamentos que se suelen utilizar, en función de la causa y la intensidad de la eyaculación dolorosa, son los siguientes:

  • Antibióticos (en caso de infección).
  • Alfabloqueantes, (un relajante muscular liso de la próstata).
  • Antiinflamatorios genéricos.
  • Relajantes musculares.
  • Antidepresivos.
  • Anticonvulsivos. Hay fármacos que se utilizan para tratar las convulsiones –la epilepsia– que también pueden funcionar bien porque son neuromoduladores.
  • Opioides, derivados de la morfina, si el dolor es muy acuciante.

Tratamientos no farmacológicos de la eyaculodinia

En los pacientes cuyo dolor se sospecha que puede estar asociado a contracturas o problemas musculares y de suelo pélvico suele funcionar bien la rehabilitación, los ejercicios de suelo pélvico, porque “la rehabilitación también mejora los síntomas del dolor pélvico crónico y de la prostatitis crónica bacteriana, y como la eyaculodinia es un síntoma muy relacionado con esos síndromes, les mejora bastante”, afirma el Dr. Alonso.

“A los pacientes con eyaculodinia idiopática, en la que no se encuentran causas conocidas, se les aconseja que vayan a un sexólogo y hacer terapia cognitivo-conductual y psicosexual, porque muchas veces puede ser un síntoma referido por una alteración psicológica. Por eso hay que hacer una buena anamnesis y, si no detectamos una causa, tener la vía psicosexual abierta y tratar a estos pacientes de esa manera”.

Ejercicio de suelo pélvico para evitar la eyaculación dolorosa

Respecto a los problemas psicológicos, el experto en Andrología del Departamento de Urología de HM Hospitales en Madrid destaca que “hay algo que nos debe encender la alerta y es el caso de aquellos pacientes que cuando mantienen relaciones sexuales tienen eyaculodinia, pero cuando se masturban, no. Hay varios estudios que lo describen muy bien, y eso nos dirige mucho a un problema psicológico, porque muchas veces cuando hay síntomas orgánicos –cuando hay estructuras afectadas– los síntomas siempre se reproducen, esté uno acompañado, o esté uno solo; pero si cuando uno está solo y está más tranquilo no tiene esos problemas, y cuando está con alguien tiene un componente de ansiedad y de baja calidad sexual y encima experimenta eyaculodinia, tenemos que sospechar que esa eyaculodinia probablemente sea de causa psicológica”.

El Dr. Esaú Fernández Pascual, facultativo del Servicio de Urología del Hospital La Paz, concluye que “la principal recomendación ante la presencia de eyaculodina es consultar al médico (urólogo) para estudiar las posibles causas y poder tratar de la mejor manera posible. Debe consultarse al especialista sin demora. Sin conocer la causa del problema en particular de cada paciente no se puede ofrecer ningún consejo general que todos los pacientes puedan aprovechar”.

Creado: 29 de abril de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD