PUBLICIDAD

Bolas chinas, placer y salud
Las bolas chinas son un dispositivo de gimnasia pasiva que se introduce en la vagina para aumentar el tono muscular del suelo pélvico y evitar su deterioro, y también pueden emplearse como juguete sexual. Descubre sus beneficios.
Escrito por Georgina Burgos, Sexóloga, psicóloga y escritora

Qué son las bolas chinas y cuáles son sus beneficios

Actualizado: 28 de Octubre de 2019

Aumentar el tono muscular del suelo pélvico es clave para prevenir problemas como el prolapso vaginal o la incontinencia urinaria, y también contribuye a mejorar las relaciones sexuales, y una buena forma de conseguirlo es utilizar bolas chinas, un dispositivo de gimnasia pasiva formado por una o dos bolas unidas por un hilo de extracción, que se introducen en la vagina. Estas bolas contienen en su interior otra de menor tamaño que, con el movimiento corporal –por ejemplo, caminar–, irá golpeando las paredes de la vagina, tonificando la musculatura del suelo pélvico al provocar leves contracciones.

Por supuesto, todo objeto puede ser erotizado, y las bolas chinas también, máxime por su connotación sexual y su contacto intimo con la zona genital. Así pues, pueden utilizarse como un juguete erótico, aunque no sea su principal función. Un uso bien conocido es el que hacen Christian Grey y Anastasia Steele en la trilogía de Cincuenta sombras de Grey.

Mujer fortaleciendo su suelo pélvico

No obstante, y en contra de la creencia general, las bolas chinas no están diseñadas para que una mujer alcance el orgasmo, y son muy pocas las mujeres que refieren llegar al orgasmo o sentir placer intenso con su uso. Esto es debido a que el número de terminaciones nerviosas en la zona vaginal que alberga las bolas es mucho menor que el del órgano de placer femenino por excelencia, el clítoris, o el del tercio más externo de la vagina. Es importante destacar que las bolas chinas no están diseñadas para la penetración anal.

Para qué sirven las bolas chinas y cuáles son sus beneficios

La función principal de las bolas chinas es la de aumentar el tono muscular del suelo pélvico. Las vibraciones que se generan con el movimiento permiten que la bola interior vaya golpeando las paredes de las bolas exteriores y ello a su vez estimula las paredes vaginales, provocando unas contracciones moderadas que no causan dolor y que, en la mayoría de los casos, ni siquiera se perciben conscientemente.

Mujer con las bolas chinas en la mano

Los beneficios tienen relación con las ventajas que conlleva mantener el suelo pélvico sano y tonificado. Estas bolas pueden utilizarse de forma preventiva, para prevenir la incontinencia urinaria y el prolapso de la vagina, el recto o la vejiga, o bien de forma terapéutica cuando ya se han producido los síntomas propios de la hipotonía del suelo pélvico. En este segundo caso, es imprescindible acudir a un especialista para que paute el modo de uso más adecuado en función de los requerimientos de cada mujer.

Otros beneficios de usar las bolas chinas es que el aumento del tono muscular va asociado a una mayor irrigación de la zona pélvica y a una mayor lubricación, que facilita orgasmos más intensos, y un mayor placer y lubricación durante la penetración vaginal.

Dónde comprar las bolas chinas

Todas las tiendas de juguetes eróticos, físicas u online, suelen contar con gran variedad de bolas chinas. Es recomendable que compres bolas de calidad para tener la garantía de que cumplen los estándares de seguridad y salud.

En la actualidad, aunque con menor variación, también puedes encontrarlas en las farmacias. Y, por supuesto, si consultas a un fisioterapeuta del suelo pélvico te recomendará la mejor opción para tu caso.

Bolas chinas y conos vaginales no son lo mismo 

Las bolas chinas no deben confundirse con los conos vaginales, diseñados para aumentar la fuerza de la musculatura de la vagina. Los conos tienen una forma alargada y contienen un peso en su interior que puede regularse. A diferencia de las bolas, los conos no vibran con el impacto de la bola interior durante el movimiento y, por tanto, no trabajan el tono sino la fuerza.

Conos vaginales

Una buena opción para trabajar el tono y la fuerza muscular a la vez es el uso de bolas chinas junto a los ejercicios de Kegel simultáneamente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD