PUBLICIDAD

Sexo y coronavirus: guía de supervivencia sexual

Descubre si puedes contagiarte del coronavirus practicando sexo, cómo evitar riesgos y algunas ideas de la mano de nuestra sexóloga para reinventar vuestras relaciones sexuales de pareja en tiempos de cuarentena y pandemia.
Sexo y coronavirus

Actualizado: 4 de mayo de 2020

¿Es seguro practicar sexo durante la pandemia de COVID-19? ¿Cómo puedo contagiarme del coronavirus al mantener relaciones sexuales? ¿Qué precauciones debo tener en cuenta durante mis encuentros íntimos? ¿De qué manera puede influir el confinamiento en mi relación de pareja? Si quieres dar respuesta a todos estos interrogantes estás en el sitio indicado, así que sigue leyendo y descubre como plantarle cara al virus en cuanto a distancias cortas se refiere…

La palabra coronavirus suena con fuerza estos últimos meses. Confinados en nuestras casas somos sometidos diariamente a un bombardeo masivo de información que, veraz o no, inunda nuestras dudas, pensamientos y horas del día. Recomendación número uno: selecciona, no te quedes con todo y confía solo en fuentes fiables. No te pases el día escuchando las noticias, es más que positivo estar bien informado, pero en ningún caso sobre informado. Pero sobretodo, y ahí va mi recomendación preferida,  saquemos provecho de todo esto y aprendamos cosas nuevas… ¿Hablamos de sexo en tiempos de coronavirus?

¿Es seguro practicar sexo durante el confinamiento?

A la cuestión de si es seguro practicar sexo durante la pandemia te responderé que… depende:

  • Si tu pareja sexual convive contigo durante la cuarentena, ambos estáis aislados más de 14 días y ninguno muestra los síntomas que te hemos explicado anteriormente, no hay razón para contraindicar esta práctica tan saludable. Recuerda que la actividad sexual es fuente de bienestar, tanto físico (fortalece el sistema inmune, protege de problemas cardíacos, funciona como analgésico natural y es una excelente manera de ejercitar nuestros músculos ahora que no podemos ir al gym) como mental (reduce el estrés y la ansiedad, ayuda a descansar y a dormir mejor y constituye una de las maneras más excitantes de combatir el aburrimiento).
  • En cambio, si no cumplís con estas premisas y no estáis absolutamente seguros de no haber estado expuestos al virus, deberéis tomar distintas medidas como las que te contaremos más adelante.
  • Evitarlo será un acierto en los casos en los que algún miembro de la pareja muestre algún síntoma, pertenezca a uno de los grupos de riesgo que te hemos explicado o no conviváis habitualmente juntos.
Sexo y coronavirus durante el confinamiento

Aclarada esta cuestión, toca indagar acerca de las formas de contagio y las precauciones asociadas a las mismas. En este punto es importante que sepas que la presencia de este virus no ha sido confirmada por el momento ni en los fluidos vaginales ni en el semen, de hecho la universidad de Utah Health considera “poco probable” que el coronavirus se propague por la vía sexual fuera de la etapa de incubación de la enfermedad, tras recoger muestras de 34 pacientes chinos recuperados del COVID-19. No obstante, no será la única vía de transmisión a tener en cuenta:

  1. Cuidado con los besos: corren pues malos tiempos para el romanticismo. Cómo ya sabemos, la vía de transmisión estrella son las secreciones respiratorias, es decir, las gotitas de saliva o de moco que emite la persona afectada por esta enfermedad. Esta circunstancia nos hace desviar nuestra atención directamente a una de las prácticas más extendidas durante las relaciones sexuales, besarse. Parece que al coronavirus no le gusta que nos pongamos cariñosos, así que de momento podemos prescindir de los besos. ¡Siempre nos quedarán las palabras de afecto y amor para rebelarnos contra él!
  2. Posturas más seguras: ¡Kamasutra’s time! Aludiendo a la misma vía de transmisión, ahora nos toca dirigir la mirada a las posturas sexuales, y es que ponerse cara a cara no resultará la mejor opción si queremos sortear las diminutas gotitas que pueden hacernos enfermar. Así que ya sabes, toca ponernos ingeniosos y kamasutra en mano buscar aquellas posturas en las que la penetración se realice desde atrás. Aquí van algunas ideas;  el perrito, la cucharita, boca abajo, vaquera inversa… ¿Ves cómo era buen momento para aprender cosas nuevas?
  3. Evita el contacto oral-anal: he aquí el momento de contarte algo que quizá no sepas todavía, y es que diversas investigaciones sugieren la presencia de este virus en las heces y, aunque el riesgo de contraer la enfermedad por esta vía parece ser bajo, no pasaremos por alto esta contingencia. La transmisión fecal-oral puede atajarse de manera efectiva lavándose las manos después de ir al baño y antes de comer  y, en el plano sexual, evitando el contacto oral-anal en nuestras prácticas. Así que ¡Stop rimming!
  4. En cualquier caso, recuerda llevar a cabo un buen lavado de manos con agua y jabón antes y después de practicar sexo y hacer lo mismo con tus juguetes sexuales en caso de hacer uso de ellos.
Sexo y coronavirus

Época de cambios sexuales en las relaciones de pareja

Parafraseando a Albert Einstein te diré que… “La crisis, es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. En la crisis nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado”.

Llegó pues el momento de reinventarse y hacer de la adversidad una oportunidad. El confinamiento trae consigo diversos escenarios con peculiares circunstancias para la pareja que, con total seguridad, constituirán un reto para muchos de nosotros, así que… ¡manos a la obra!

  • Época de cambios sexuales en las relaciones de pareja: confinamiento en pareja

    El confinamiento en pareja conlleva pasar más tiempo juntos del habitual y, para salir airosos de este desafío, será importante organizarse correctamente, establecer unas rutinas y respetar el espacio de cada uno. En estos tiempos de incertidumbre, buscar la manera de expresar nuestros sentimientos y ser comprensivos el uno con el otro será nuestra mejor baza. En cuestión de deseo no hay nada escrito, y vivir bajo estas circunstancias puede modularse de manera distinta, así que… ¡Comunicación! A parte de esto, podemos intentar aprovechar el tiempo, no caer en la monotonía y esforzarnos en conocer mejor a nuestra pareja. Quizá sea buen momento para poner en práctica cosas nuevas, ¿os atrevéis?

  • Época de cambios sexuales en las relaciones de pareja: vivir separados de nuestra pareja

    Vivir el confinamiento separados de nuestra pareja es otra de las escenas con las que nos podemos encontrar estos días, y para superar esta prueba de fuego no nos quedará más remedio que buscar nuevas e ingeniosas formas de relacionarnos. Afortunadamente, vivimos en la era de las TICs y en esta ocasión serán nuestro mejor aliado. Buscad un momento del día para comunicaros y recordad; contaros aquello que os preocupa será buena idea, siempre y cuando no acapare todo vuestro tiempo y atención. El sexo también cambiará su forma, y es que a partir de ahora nuestros encuentros se realizarán a partir de un altavoz o una pantalla. Videollamadas, Sexting… para muchos será la primera vez que experimenten con el sexo virtual ¡pero todo es acostumbrarse! Advertencia: Realiza estas prácticas solamente con alguien que sea de tu total confianza y elige bien la forma y el momento de hacerlo para evitar problemas.

Para finalizar, no queremos olvidarnos de las mujeres víctimas de violencia de género que en estos momentos viven confinadas con sus parejas y recordar que pueden recibir atención a través del número telefónico 016.

Medidas de prevención generales a recordar

  • Lávate las manos con agua y jabón al menos durante 20 segundos antes y después de mantener relaciones sexuales. (Lava de igual manera tus juguetes sexuales en caso de utilizarlos).
  • Evita los besos.
  • Pon en práctica posturas sexuales en las que la penetración se realice desde atrás.
  • Evita el contacto oral-anal.
  • No mantengas relaciones sexuales si algún miembro de la pareja no se encuentra bien, forma parte del grupo de riesgo o no pertenece a tu entorno habitual.
  • No olvides que siempre podrás llevar a cabo cualquier práctica de autoplacer sexual.
  • Ante la adversidad… ¡sé creativo y disfruta!

COVID-19, repaso general

En cualquier caso, no está de más repasar la lección principal… Seguro que ya te la sabes, pero puntualicemos:

¿Conoces a la familia coronavirus? Te presento a un clan numeroso de virus, entre los que encontramos al integrante más famoso y conflictivo en la actualidad, culpable sin duda de que durante estas últimas semanas no hayamos podido salir a dar una vueltecita por la ciudad… Este miembro de la banda es capaz de provocar la enfermedad llamada COVID-19, cuyos síntomas más frecuentes son la fiebre, el cansancio y la tos seca.

Esta enfermedad se transmite principalmente por el contacto entre las gotículas respiratorias que la persona afecta por COVID-19 expele al estornudar o toser, y nuestros ojos nariz o boca, ya sea de persona a persona o a través de objetos contaminados, tras tocarlos con las manos y llevárnoslas a la cara.

¿Qué podemos hacer para protegernos de él? A estas horas creo que ya te sonará el más que famoso #quédate en casa… ¿me equivoco? Además de esto, ya sabes; lávate a menudo las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos, evita tocarte ojos, nariz y boca y, en caso de estornudar o toser, hazlo sobre el codo flexionado. Utiliza pañuelos desechables en caso de necesitarlo, desechándolos tras su uso y no olvides desinfectar objetos y superficies con las que se entre en contacto con frecuencia.

Por último, recuerda que las personas mayores de 60 años o con otras patologías previas como la hipertensión arterial, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y pulmonares, cáncer o  inmunodeficiencia, forman parte de la población más vulnerable, incluyendo en este grupo a mujeres embarazadas, por precaución.

Creado: 30 de abril de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD