PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Bebés y niños

La radiación de los móviles puede afectar a la memoria de los jóvenes

Hablar con el teléfono móvil pegado a la oreja expone al cerebro a campos electromagnéticos de radiofrecuencia que pueden dañar la memoria de los jóvenes, sobre todo si el dispositivo se coloca en el oído derecho.
Escrito por: Natalia Castejón

25/07/2018

Chico hablando con el móvil

El uso cada vez más extendido de los teléfonos móviles podría dañar la memoria de los jóvenes pues, al parecer, los campos electromagnéticos de radiofrecuencia (RF-EMF) que recibe el cerebro cuando pegamos el dispositivo a la oreja para escuchar a nuestro interlocutor pueden tener efectos negativos en la memoria a edades tempranas, además de entrañar riesgos de sufrir hipersensibilidad electromagnética.

El estudio que ha llegado a esta conclusión, publicado en la revista Enviromental Health Perspectives, ha sido realizado por investigadores del Swiss Tropical and Public Health Institute (Swiss TPH), y ha contado con una muestra de 700 adolescentes suizos de entre 12 y 17 años, que fueron sometidos a dos tandas de pruebas con un margen de un año entre ellas.

Alejar el teléfono a 10 centímetros de la oreja ayuda a reducir de 10 a 100 veces la cantidad de radiación electromagnética

Según explica Martin Röösli, director del estudio, se hicieron tres tipos de exámenes: de memoria verbal –que implica la activación de la parte izquierda del cerebro–, de concentración –que se lleva a cabo en la parte frontal–, y de memoria figurativa –cuyo origen está en la zona derecha–. Los resultados de los jóvenes en estos test mostraron que la memoria figurativa fue la que más daños sufrió a consecuencia de las ondas procedentes del teléfono móvil.

Los autores han subrayado que los adolescentes que se colocaban el teléfono en el oído derecho tenían peores resultados en la memoria figurativa, por lo que creen que se debe a que como en esa zona del cerebro es donde se genera este tipo de proceso neuronal, se ve más afectado por las ondas, especialmente si se tiene el volumen muy alto, o el teléfono está a un rendimiento elevado al no tener buena cobertura.

Consejos para evitar la radiación del móvil

En base a los resultados, y a pesar de que se necesitan más estudios al respecto, los investigadores han lanzado una serie de consejos para prevenir la radiación procedente de los dispositivos móviles, que sirven tanto para los jóvenes, como para los adultos y mayores. Entre ellos se encuentra recomendado el uso de auriculares para hablar por teléfono o activar el manos libres; de esta manera evitamos que las ondas estén cerca de nuestra cabeza, y por tanto reducimos el riesgo de que la radiación afecte al cerebro.

Röösli ha explicado que la radiación se ve reducida por la distancia, y si alejamos el teléfono a 10 centímetros de la oreja disminuye de 10 a 100 veces la cantidad de RF-EMF. El resto de interacciones con el móvil, como jugar, navegar en internet, o enviar mensajes, emiten unas radiaciones muy pequeñas y, además, alejadas del cerebro, por lo que no se ha encontrado ninguna asociación con problemas de memoria.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD