PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Clavel antártico, una posible alternativa natural a las cremas solares

Una planta podría actuar como filtro protector solar. Se trata del clavel antártico, una especie que ha desarrollado una defensa natural frente al sol, y que podría servir para elaborar fotoprotectores para las personas.
Clavel antártico, una posible alternativa natural a las cremas solares

Clavel antártico. By Liam Quinn (Flickr: Antarctic Pearlwort) 

28 de Julio de 2017

Los rayos ultravioletas del sol son dañinos para nuestra piel, sin embargo, parece existir una alternativa natural a los protectores solares tradicionales en forma de crema, que debemos aplicarnos antes de cada exposición solar. Se trata del clavel antártico (Colobanthus quitensis) una planta propia de este continente helado, que ha desarrollado un escudo para protegerse del sol extremo que luce allí en primavera y verano, y que ha sido investigada desde hace 15 años por un grupo de científicos de la Universidad de Santiago de Chile.

Al parecer, esta planta antártica está formada por unas moléculas que actúan como filtro solar de manera natural, por lo que se cree que se podría emplear también para proteger la piel de los seres humanos, reduciendo el riesgo de sufrir daños en el ADN de las células, que se producen ante la exposición a los rayos ultravioleta.

Después de descubrir que estas plantas modificaban sus moléculas para que nos les afectase la radiación extrema a la que estaban sometidas en su hábitat, Zúñiga y sus compañeros aplicaron las moléculas protectoras de la planta sobre ADN humano y lo expusieron a la luz ultravioleta. El resultado fue un éxito, pues no se produjeron daños en él.

El clavel antártico podría convertirse en un eficaz protector solar

Antes de poder dar con este descubrimiento, el grupo de expertos encabezados por Gustavo Zúñiga, decano de la Facultad de Química y Biología de la misma Universidad, tuvieron que resolver un problema, ya que el Tratado Antártico prohíbe la utilización de los recursos del continente blanco, por lo que tuvieron que hacer crecer las plantas en los laboratorios chilenos, imitando las condiciones climáticas de su zona de procedencia original.

El clavel antártico ha desarrollado unas moléculas para protegerse del sol, que pueden reducir los daños de los rayos ultravioletas sobre el ADN humano

El siguiente objetivo de estos científicos es desarrollar una crema solar que contenga estas moléculas ,con el fin de que las personas puedan utilizarla para proteger su piel de la peligrosa radiación solar. Además, los investigadores destacan que sería una manera natural de hacerlo, evitando así los productos químicos que contienen los filtros solares que se comercializan en la actualidad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD