Crean un método científico capaz de solucionar el hipo

Detener el molesto hipo podría hacerse de manera rápida y eficaz gracias a una novedosa herramienta de deglución y succión inspiratoria forzada, una especie de pajita para el agua que acaba con el hipo en el 92% de los casos.
Escrito por: Natalia Castejón

22/06/2021

Hipo: crean un método para solucionarlo

Todos hemos tenido alguna vez hipo, esa molesta contracción brusca, intermitente e involuntaria del diafragma que hace que la epiglotis se cierre generando sonido. Existen muchos trucos que prometen acabar con él, como aguantar la respiración o beber un vaso de agua sin respirar, sin embargo, un grupo de investigadores del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio (EE.UU.) ha encontrado la solución eficaz basada en la ciencia.

Se trata del HiccAway, una herramienta de deglución y succión inspiratoria forzada o FISST, así han llamado a la especie de pajita para beber agua que ha acabado con el hipo en el 92% de los casos de un estudio con 249 personas. Sus resultados íntegros se han publicado en la revista JAMA Network Open.

Con el vaso relleno hasta la mitad de agua se debe aspirar con fuerza de la pajita, esta succión estimula el nervio frénico y el vago, paralizando los espasmos

Aunque el hipo pueda parecer algo sin importancia, especialmente cuando acontece de manera ocasional y no dura más de unos minutos, para algunas personas puede ser más frecuente y acabar reduciendo su calidad de vida. Es el caso de pacientes con accidentes cerebrovasculares, lesiones cerebrales o con cáncer, pues tienen más probabilidades de presentar hipo, especialmente en aquellos que están recibiendo quimioterapia.

¿Cómo funciona esta pajita para quitar el hipo?

Esta nueva herramienta reutilizable, similar en aspecto a una pajita, es un tubo rígido con una boquilla en la que se debe succionar fuerte y conseguir sacar el agua del vaso a la boca, aproximadamente rellenado hacia la mitad. Para hacerlo hay que aspirar con fuerza a través de la boquilla y tragar el agua, los investigadores indican que se notará algo de dificultad al succionar y que es normal.

Fuente: JAMA Network Open

Con esta succión y deglución se estimula de manera simultánea el nervio frénico y el nervio vago, que ayudan a aliviar el hipo. Y es que, aspirar intensamente hace que el diafragma se contraiga y que se cierre la epiglotis, esto consigue que desaparezcan los espasmos en la mayoría de los casos en tan solo uno o dos intentos.

En la investigación, el 92% de los participantes que usaron FISST acabaron con el hipo. En base a su eficacia se ha empezado a comercializar en Estados Unidos en una cadena de supermercados bajo el nombre HiccAway y a un precio aproximado de 11 euros. Podríamos estar ante el remedio más eficaz contra el hipo, además a un bajo coste.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD