PUBLICIDAD

Cuánto más duermes, menos azúcar te pide tu cerebro

Las personas que duermen menos de siete horas al día y aumentan una hora la duración de su sueño tienden a elegir una dieta más saludable, con menos azúcares refinados y carbohidratos, lo que previene la obesidad.
Escrito por: Natalia Castejón

16/01/2018

Mujer durmiendo

El 86% de los que siguieron los consejos para mejorar su descanso durmieron entre 52 y 90 minutos más.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los adultos duerman entre siete y ocho horas al día, pero muchas personas suelen dormir menos de siete horas, lo que se ha asociado con más riesgo de sufrir trastornos metabólicos o cardiovasculares. Un nuevo estudio levado a cabo por científicos del King’s College London, en Reino Unido, confirma nuevos beneficios de descansar lo suficiente, en este caso para evitar kilos de más, ya que revela que en las personas que duermen menos de lo recomendado por la OMS aumentar al menos una hora el tiempo diario de sueño podría hacer que eligieran una dieta más sana y con menos azúcares refinados.

La investigación, publicada en el American Journal of Clinical Nutrition, ha analizado a 42 personas de entre 18 y 64 años que dormían por debajo de lo recomendado por la OMS. A la mitad de ellos se les proporcionaron claves para dormir bien, como no ingerir cafeína unas horas antes de ir a la cama o adoptar una rutina relajante para fomentar la visita de Morfeo, con el fin de conseguir que aumentasen de sesenta minutos a una hora y media la duración de su sueño, mientras que al resto no se les modificaron sus hábitos nocturnos. También se realizó un cuestionario a todos los participantes sobre los alimentos que ingerían cada día para poder compararlos.

Las personas que aumentaron más de 50 minutos la duración de su sueño llevaron una dieta más saludable, e ingirieron hasta 10 gramos menos de azúcar refinado

A mayor duración del sueño, menos azúcares y carbohidratos

Los resultados demostraron que el 86% de los individuos que siguieron los consejos para mejorar su descanso pasaron más tiempo que antes en la cama, y la mitad durmieron entre 52 y 90 minutos más. Además, las personas que habían aumentado el tiempo de sueño también habían modificado su dieta hacia una más saludable, con 10 g menos de azúcares refinados procedentes de alimentos procesados, y una bajada en la ingesta de carbohidratos.

Haya Al Khatib, una de las autoras del estudio, ha afirmado que el sueño es más importante de lo que se cree y que, aunque quedan muchos estudios por realizar sobre la materia, sus patrones se pueden corregir de manera más o menos sencilla en adultos si se realiza una atención personalizada. Además, este hecho podría ayudar a mejorar la salud de las personas, reduciendo el riesgo cardiovascular y las probabilidades de desarrollar obesidad con solo un pequeño cambio en sus hábitos diarios.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD