PUBLICIDAD

Fumar aumenta el riesgo de sufrir complicaciones tras una cirugía

Las personas que fuman aumentan considerablemente el riesgo de sufrir complicaciones cardiacas, pulmonares, infecciones o una mala cicatrización tras someterse a una intervención quirúrgica.
Escrito por: Natalia Castejón

20/01/2020

Persona recién operada fumando

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado una nueva advertencia a la población: fumar incrementa las probabilidades de tener problemas anestésicos y posquirúrgicos, tales como disfunciones cardiacas, pulmonares, una cicatrización más lenta o incluso infecciones, en comparación con las personas que no tienen este hábito.

La alerta la ha suscitado un estudio llevado a cabo por la OMS, la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiólogos y la Universidad de Newcastle (Australia) en la que han encontrado que la nicotina y el monóxido de carbono que se inhala mediante los cigarrillos reducen la cantidad de oxígeno en la sangre, lo que aumenta el riesgo de problemas cardiacos tras someterse a una operación quirúrgica.

Dejar de fumar al menos cuatro semanas antes de una operación podría reducir este riesgo de complicaciones

 

Además, esos compuestos también dañan los pulmones, pudiendo causar problemas respiratorios, y distorsiona el sistema inmunitario de los pacientes, lo que supone un gran riesgo para la salud. La OMS advierte que con tan solo un cigarrillo estamos haciendo que el organismo no pueda obtener todos los nutrientes necesarios para una correcta cicatrización.

Posponer las intervenciones para que el paciente deje el tabaco

Pero también han aportado algo de luz, pues según indican las personas que dejan de fumar al menos cuatro semanas antes de una intervención quirúrgica tienen menos complicaciones y unos mejores resultados tras seis meses. También indican que cada semana que los pacientes pasan sin fumar después de la cuarta semana ayudan a mejorar un 19% los resultados sanitarios, pues se mejora la circulación sanguínea.

Ante estos resultados, el Dr. Vinayak Prasad, jefe de la Iniciativa Liberarse del Tabaco de la OMS, ha explicado que hay evidencias de que posponer las intervenciones menores o no urgentes para que los pacientes dejen de fumar podría reducir las probabilidades de complicaciones y mejorar los resultados sanitarios.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD