Irse a la cama entre las 22-23 horas mejora la salud cardiovascular

El horario en el que se acuestan las personas pueden interferir en su salud cardiaca, un estudio ha encontrado que la mejor hora para irse a la cama y reducir el riesgo cardiovascular sería entre las 22 y las 23 horas.
Escrito por: Natalia Castejón

10/11/2021

Dormirse a las 22-23h protege el corazón

El sueño es fundamental para tener una buena salud, pero siempre se ha cuestionado mucho cuánto se debe dormir y cuál hora es la mejor para acostarse. Ahora, un estudio llevado a cabo por miembros de la Universidad de Exeter (Reino Unido) ha encontrado que aquellos que se acuestan entre las 22 y las 23 horas tienen menos riesgo de sufrir problemas cardiovasculares.

Dormirse tarde, después de las 23 horas o muy temprano, antes de las 22 horas, aumenta un 25% y un 24% el riesgo de problemas cardiovasculares respectivamente

Investigaciones anteriores se habían centrado en saber cuánto tiempo hay que dormir para tener beneficios cardiovasculares, sin reparar en la hora en la que hay que acostarse. El nuevo trabajo, publicado en el European Heart Journal-Digital Health, se ha centrado en esto gracias al análisis de 88.026 personas entre 43 y 79 años que fueron reclutados entre 2006 y 2010.

En los participantes se midió objetivamente el inicio del sueño y la hora a la que se despertaron durante una semana mediante un dispositivo acelerómetro de muñeca, y se tuvo en cuenta sus diagnósticos de enfermedad cardiovascular, como ataque cardiaco, enfermedad isquémica crónica, insuficiencia cardiaca, accidente cerebrovascular y ataque isquémico transitorio, durante un periodo promedio de 5,7 años.

Dormirse a medianoche aumenta el riesgo cardiovascular un 25%

Los hallazgos mostraron que la incidencia de estos problemas cardiovasculares eran mayores en los que se dormían a medianoche o más tarde, y era más baja en aquellos con un inicio del sueño entre las 22 y las 22:59 horas. Concretamente se encontró un 25% más de riesgo de enfermedad cardiovascular cuando la hora de acostarse se encontraba entre la medianoche o después, una probabilidad un 12% mayor si era entre las 23 y las 23:59 horas y un 24% más de riesgo si la persona se dormía antes de las 22 horas.

“El cuerpo tiene un reloj interno de 24 horas, llamado ritmo circadiano, que ayuda a regular el funcionamiento físico y mental. Nuestro estudio indica que el momento óptimo para irse a dormir es en un punto específico del ciclo de 24 horas del cuerpo y las desviaciones pueden ser perjudiciales para la salud. El momento más arriesgado fue después de la medianoche, posiblemente porque puede reducir la probabilidad de ver la luz de la mañana, lo que restablece el reloj biológico”, ha explicado el autor del estudio, el Dr. David Plans.

Las mujeres tuvieron más riesgo cardiovascular al acostarse tarde, esto podría deberse al sistema endocrino

En función del sexo, se encontró que había mayor riesgo cardiovascular en las mujeres, y solo el inicio del sueño antes de las 22 horas siguió siendo significativo para los hombres. Esto podría deberse al sistema endocrino, que en función del sexo podría responder de una u otra manera a la interrupción del ritmo circadiano.

Los investigadores, a pesar de que el estudio es de carácter observacional, creen que si se demuestran los resultados en ensayos adicionales podría suponer un avance importante a la hora de evitar los factores de riesgo cardiovasculares con pautas sencillas que se basan en horarios fijos para dormir y una higiene básica del sueño.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD