PUBLICIDAD

Los sabores de los e-cigarrillos pueden dañar los glóbulos blancos

Fumar cigarrillos electrónicos puede dañar la salud, sobre todo si se añaden sabores al vapeo, ya que han demostrado que estos líquidos afectan a los monocitos, un tipo de glóbulo blanco encargado de la función inmune.
Escrito por: Natalia Castejón

05/02/2018

Persona fumando con un e-cigarrillo

Vapear con sabores causa una inflamación y un estrés oxidativo en las células de los pulmones.

Los cigarrillos electrónicos se han planteado como una alternativa sana al consumo de tabaco, pero nada más lejos de la realidad, ya que un nuevo estudio de la Universidad de Rochester, en Estados Unidos, ha concluido que usar e-cigarrillos puede dañar la salud, y más si se añaden líquidos para aportar sabor al vapeo.

Aunque todos los sabores parecen ser tóxicos para el organismo, según la investigación publicada en la revista Frontiers in Physiology, los aromatizantes de vainilla, canela y mantequilla, parecen ser más dañinos que el resto. Los efectos negativos de la inhalación de los aromas repercuten directamente en los monocitos, un tipo de glóbulos blancos cuya función es proteger el organismo de infecciones por virus y bacterias.

Los sabores de canela, vainilla y mantequilla añadidos a los cigarrillos electrónicos son los que más daños producen en los monocitos

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores expusieron a dos tipos de monocitos –MM6 y U937– a productos químicos aromatizantes de los e-cigarrillos en el laboratorio. Además, se apoyaron en estudios previos que demostraron que vapear con sabores causa una inflamación y un estrés oxidativo en las células de los pulmones, y que este último también es visible en la sangre de los que inhalan humo aromatizado.

Mezclar varios sabores aumenta los daños

Thivanka Muthumalage, uno de los autores del trabajo, ha explicado que aunque los aromatizantes son inofensivos para la ingestión, han demostrado ser dañinos si se inhalan, incluso más si se mezclan varios sabores. Irfan Rahman, otro de los miembros del equipo, ha hecho hincapié en que en la mayoría de los países estos compuestos no están regulados (en España sí), lo que hace que tengan acceso a ellos los jóvenes, que con los sabores como el de caramelo, tarta, o gominolas, se sienten más atraídos a consumirlos.

El equipo de expertos ha instado a los organismos pertinentes a que establezcan una regulación en la venta de estos líquidos para que incluyan la lista de componentes y los graves riesgos que puede ocasionar su consumo, pues es una ironía, pero muchos de los que usan cigarrillos electrónicos lo hacen para evitar el tabaco y cuidar su salud, sin saber que su consumo puede ser igual o incluso más dañino.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD