Un baño caliente a diario reduce el riesgo cardíaco y cerebrovascular

Las personas que toman un baño cada día con agua templada tienen menos riesgo de morir por enfermedad cardiaca o de sufrir un accidente cerebrovascular, según un estudio japonés que ha analizado los efectos del ofuro.
Escrito por: Natalia Castejón

26/03/2020

Mujer mayor dándose un baño caliente para reducir el riesgo cardíaco

Darse un baño todos los días en una bañera, especialmente con agua templada o caliente, se ha relacionado con un riesgo más bajo de fallecer por alguna enfermedad cardiaca o de sufrir un accidente cerebrovascular. Así lo ha dado a conocer un estudio publicado en la revista Heart, que ha tenido en cuenta los efectos de los ofuros, baños relajantes tradicionales de Japón.

Al parecer, tomar un baño se ha asociado a un mayor bienestar y a una mejor calidad del sueño, pero se desconocía cuáles eran sus efectos en la salud cardiovascular. Por ello, un grupo de investigadores japoneses han llevado a cabo una investigación con 30.076 personas de entre 40 y 59 años que no tenían antecedentes de enfermedades cardiovasculares y que fueron sometidas a un seguimiento entre 1990 y 2009.

Bañarse diariamente redujo un 28% el riesgo de enfermedad cardiovascular y un 26% el de sufrir un accidente cerebrovascular

Durante ese tiempo de estudio se notificaron 2.097 casos de enfermedades cardiovasculares, en los que se incluían 328 enfermedades coronarias, 275 infartos de miocardio y 53 muertes cardiacas súbitas, así como 1.769 ictus. Los investigadores llegaron a la conclusión de que darse un baño caliente o dos a la semana era bueno para la salud, pero que hacerlo todos los días tenía todavía más beneficios.

Más beneficios cardiovasculares si el agua está templada o caliente

Concretamente, se encontró que bañarse diariamente redujo un 28% el riesgo de enfermedad cardiovascular y un 26% el de sufrir un accidente cerebrovascular. Además, respecto a cuál era la temperatura óptima del agua para este baño se observó que la templada ayudaba a bajar un 26% la probabilidad de sufrir problemas cardiovasculares , y el riesgo se reducía hasta un 35% cuando el agua estaba caliente.

Sin embargo, también existe una gran controversia sobre el riesgo que suponen los baños con agua caliente, pues en Japón, donde son muy comunes los ofuro, sento y onsen, se producen un gran número de muertes súbitas que se han relacionado con estos rituales, que no son utilizados como método de higiene, sino como técnicas de relajación para evitar el estrés.

Como el estudio es de carácter observacional, y no se pueden conocer las causas de esta asociación entre los baños y la reducción del riesgo cardiovascular, los investigadores plantean que se deben seguir realizando más estudios sobre el tema, y mientras tanto piden precaución con este tipo de prácticas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD