PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Una molécula puede broncear la piel sin los riesgos de tomar el sol

Ponerse moreno sin tomar el sol podría ser posible gracias al Sik-inhibitor, una molécula que activa la producción natural de melanina de la piel, evitando así los riesgos asociados a la exposición solar, como el cáncer de piel.
SIK-inhibitor, una molécula que broncea la piel sin riesgos

Basta con aplicarse ocho días la crema para lucir un bonito bronceado.

23 de Junio de 2017

Muchas personas están deseando que llegue el verano para que su piel luzca un bonito bronceado. Si tú también eres de los que deja la sombrilla a un lado para conseguirlo, te alegrará saber que si las futuras pruebas en humanos de un nuevo descubrimiento científico son favorables, podría ser posible adquirir ese favorecedor tono cutáneo en cualquier etapa del año y, lo que es más importante, de una manera segura y sin necesidad de pasar horas tumbado en una toalla.

En un reciente estudio, que ha sido realizado por el Hospital General de Massachusetts (EE.UU.) y publicado en la revista Cell Reports, han descubierto una molécula, a la que han llamado SIK-inhibitor, que activa la producción de melanina de la piel, proporcionando un bronceado natural sin necesidad de tomar el sol. La piel se pone morena como un escudo protector frente a los rayos solares, y por ello cuando se abusa de la producción de este pigmento oscuro, o se altera el ADN de los melanocitos, pueden producirse mutaciones que podrían desencadenar cáncer de piel o melanoma.

El nuevo producto probado en ratones también ha resultado eficaz en el bronceado de pieles con características muy similares a las de los pelirrojos, un grupo especialmente sensible al sol

La principal ventaja de este producto es que podrá evitar todos los efectos dañinos del sol en la piel, como el cáncer o el envejecimiento prematuro, a la vez que se luce una piel bonita y sana. Hasta ahora los dos únicos métodos para tener un aspecto bronceado eran las cabinas de rayos UVA, consideradas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como cancerígenas, o los cosméticos autobronceadores, que se limitan a teñir la superficie de la piel con un acabado poco natural.

El SIK-inhibitor no se ha probado aún en los seres humanos, pero ha tenido éxito en ratones y en células humanas de laboratorio. El compuesto utilizado en estas pruebas se ha desarrollado a partir de la forskolina, un producto natural que se utiliza en aplicaciones ayurvédicas para mejorar los síntomas de ciertos problemas respiratorios y cardíacos. Basta con untarse esta novedosa sustancia durante ocho días para notar el cambio de color, que va desapareciendo paulatinamente al igual que ocurre con el natural.

Bronceado al alcance también de los pelirrojos

En el estudio también se realizaron pruebas con ratones con unas condiciones de piel parecidas a las de las personas pelirrojas, que son mucho más sensibles al sol y ante la exposición solar se queman enseguida. Los resultados fueron favorables y no se registró ningún problema, por lo que de seguir adelante las pruebas en humanos y salir al mercado, podrían broncearse sin riesgo hasta las pieles más claras.

Es por ello que este descubrimiento podría suponer un antes y un después tanto en el ámbito de la estética, como en el de la salud. En especial en este último, pues el principal objetivo de los investigadores al comenzar este trabajo fue reducir el riesgo de melanoma, el cáncer de piel más agresivo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

76%
aumentaron los casos de malaria en Venezuela en 2016 a causa de la crisis económica
'Fuente: 'Foro Malaria en las Américas 2017, convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)''