Añadir una mezcla de especias a la comida puede reducir la inflamación

Aderezar comidas ricas en grasas y carbohidratos con seis gramos de una mezcla de especias –que incluye jengibre o cúrcuma– reduce los marcadores de inflamación, según un estudio realizado con hombres obesos.
Escrito por: Eva Salabert

22/05/2020

Mezcla de diversas especias en cucharas de cocina

Añadir un puñado variado de especias a nuestros platos no solo puede volverlos más aromáticos y apetitosos, sino que también puede contribuir a mejorar nuestra salud, según un estudio sobre alimentación controlado y aleatorizado que demostró que cuando los participantes ingerían un menú rico en grasas y carbohidratos que incluía seis gramos de una mezcla de especias, presentaban menos marcadores inflamatorios en comparación con aquellos que tomaron la comida con menos o ninguna especia.

En los últimos años los científicos han comprobado que la inflamación puede aumentar después de que un individuo consuma una comida rica en grasas o azúcar, y aunque no está claro si estos incrementos puntuales –o inflamación aguda– pueden provocar inflamación crónica, se sospecha que intervienen en su aparición, especialmente en las personas con sobrepeso u obesidad, ha afirmado Connie Rogers, profesor adjunto de ciencias nutricionales y uno de los autores del trabajo.

Las citoquinas inflamatorias se reducían tras la ingesta de la comida que contenía seis gramos de la mezcla de especias

Este experto también ha señalado que investigaciones previas han atribuido propiedades antiinflamatorias a una variedad de diferentes especies, como el jengibre y la cúrcuma. Por otra parte, la inflamación crónica ha sido asociada con problemas de salud que favorecen la aparición de cáncer, enfermedades cardiovasculares y exceso de peso.

Para realizar el estudio, que se ha publicado en Journal of Nutrition, los investigadores seleccionaron a 12 hombres con edades comprendidas entre los 40 y los 65 años, que padecían sobrepeso u obesidad y tenían al menos un factor de riesgo cardiovascular. La mezcla que emplearon para añadirla a la comida consistía en una combinación de albahaca, laurel pimienta negra, canela, cilantro, comino, jengibre, orégano, perejil, pimentón, romero, tomillo y cúrcuma.

Las especias tienen propiedades antiinflamatorias

Cada participante recibió de forma aleatoria tres versiones de una comida alta en grasas saturadas y carbohidratos en tres días diferentes: una con especias, otra con dos gramos de la mezcla de especias descrita, y otra con seis gramos de dicha mezcla. Los investigadores tomaron muestras de sangre a los voluntarios antes y después de cada comida a lo largo de cuatro horas para medir los marcadores de inflamación.

Además, ha explicado Rogers, cultivaron los glóbulos blancos de la sangre y los estimularon para responder a estímulos inflamatorios de forma similar a lo que sucede en nuestro organismo cuando se defiende contra una infección, es decir, que las células producen citoquinas inflamatorias cuando se enfrentan a un patógeno.

Incluir especias en la dieta puede ser una forma de hacer más saludables los platos altos en grasas o carbohidratos

Tras analizar los datos comprobaron que las citoquinas inflamatorias se reducían después de la ingesta de la comida que contenía seis gramos de la mezcla de especias, una cantidad equivalente a una cucharadita o cucharada, dependiendo de lo deshidratadas que se encuentren las especias.

Según Rogers, si te gustan las especias, incluirlas en tu dieta puede ser una forma de hacer más saludables los platos altos en grasas o carbohidratos. Aunque los autores del trabajo no están seguros de cuáles son las especias que contribuyen a este efecto, ni los mecanismos exactos con los que se crean, el científico dice que sus resultados sugieren que las especias poseen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación provocada por este tipo de alimentos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD