PUBLICIDAD

Asocian las bebidas azucaradas con enfermedad cardiovascular y cáncer

Demuestran que las bebidas con azúcar, como los refrescos, los zumos, los batidos, los cafés o las isotónicas, aumentan el riesgo de morir como consecuencia de enfermedades cardiovasculares y de cáncer.
Escrito por: Natalia Castejón

26/03/2019

Bebidas azucaradas

Existe una gran cantidad de estudios que señalan que las bebidas azucaradas aumentan el riesgo coronario o de diabetes, o que asocian su consumo con más muertes a nivel mundial. Ahora, una nueva investigación realizada por la Escuela Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard en Boston (EE.UU.) ha añadido una evidencia más de que las bebidas con azúcar incrementan las muertes causadas por enfermedades cardiovasculares y cáncer.

El estudio ha visto la luz en Circulation, la revista de la American Heart Association (AHA), y ha contado con la participación de 37.716 hombres y 80.647 mujeres que fueron analizados en función de su nivel de ejercicio físico, su índice de masa corporal (IMC) y sus hábitos dietéticos, incluyendo la cantidad de bebidas con azúcar que tomaban, como refrescos, cafés, batidos, zumos de frutas e isotónicas.

Una vez se analizaron los historiales médicos de todos ellos se halló que las personas que tomaban más cantidad de bebidas azucaradas tenían más probabilidades de fallecer prematuramente por cualquier causa. Así, comparado con los individuos que tomaban menos de una de estas bebidas al mes, los que tomaban entre una y cuatro tenían un 1% más riesgo, los que tomaban de dos a seis a la semana, un 6% más peligro, los que tomaban una o dos al día, un 14% más, y el riesgo de los que tomaban a diario dos o más era un 21% superior.

Los individuos que tomaban una o dos bebidas azucaradas a diario tenían un 14% más riesgo de fallecer prematuramente por cualquier causa

El riesgo de muerte prematura asociado al consumo de bebidas azucaradas era más pronunciado entre las mujeres que entre los hombres, y se observó un vínculo más estrecho con las muertes debidas a problemas cardiovasculares, cuyo riesgo aumentó un 31% entre los que consumían dos o más de estas bebidas cada día. En ambos sexos se observó también una moderada asociación entre la ingesta de estos productos y el riesgo de muerte por cáncer.

Para refrescarse la opción más saludable siempre es el agua

También encontraron que elegir las bebidas edulcoradas de manera artificial podría reducir ligeramente el riesgo de morir, pero aunque esto puede hacer que pensemos que las opciones cero o light podrían ser la solución, Vasanti S. Malik, principal autora del estudio, cree que esta sustitución solo podría hacerse durante un periodo y como transición al consumo exclusivo de agua.

Esta recomendación se apoya en otro de los hallazgos, que muestra que las mujeres que toman cuatro o más bebidas edulcoradas al día tenían un riesgo más alto de fallecer, por lo que la mejor opción y la más saludable es tomar siempre agua.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD