PUBLICIDAD

La curcumina aumenta la tolerancia al ejercicio en insuficiencia cardíaca

La curcumina –colorante natural de la cúrcuma– ha demostrado que es capaz de revertir el impacto negativo de la insuficiencia cardíaca en la capacidad de practicar ejercicio físico, en un estudio realizado con ratones.
Escrito por: Natalia Castejón

07/12/2018

Curcumina

La curcumina, el compuesto natural que le aporta al curry y a la cúrcuma su característico color, podría ayudar a recuperar la capacidad de hacer ejercicio de las personas con insuficiencia cardíaca., y así lo han expuesto en un estudio los miembros del Centro Médico de la Universidad de Nebraska (EE.UU.), tras realizar ensayos en ratones con esta enfermedad.

La investigación, que se ha publicado en el Journal of Applied Physiology, ha comprobado que los roedores con insuficiencia cardíaca con fracción de eyección reducida –que tienen un ventrículo izquierdo que no funciona de manera óptima– que tomaron curcumina cada día durante 12 semanas aumentaron sus niveles del factor E2 nuclear (Nrf2), una proteína que regula las enzimas antioxidantes en los músculos, que son escasas cuando se da esta enfermedad y que causan una atrofia muscular.

Los efectos beneficiosos de la curcumina en el rendimiento deportivo se apreciaron tanto en los ratones con insuficiencia cardiaca, como en los que estaban sanos

Mejoras en el rendimiento de ratones sin insuficiencia cardíaca

En los casos de insuficiencia cardiaca, y según estudios anteriores, los niveles de estrés oxidativo pueden estar más altos, teniendo la posibilidad de causar un daño celular en los músculos del afectado. Este hecho empeora la habilidad para hacer ejercicio en las personas con la enfermedad. Para regular esos niveles de estrés oxidativo, los autores realizaron pruebas, con y sin curcumina, en ratones con insuficiencia cardíaca, y sin ella.

Los resultados dejaron ver que esta especia podía aumentar los niveles de Nrf2 y mejorar la cantidad de enzimas antioxidantes, y todo ello contribuyó a que los pacientes con insuficiencia cardíaca fueran capaces de hacer más ejercicio físico que los que no tomaron curcumina. Se observó una particularidad, y es que aquellos que tomaron esta especia pero no tenían la enfermedad, también aumentaron su rendimiento físico.

Para obtener estos resultados, los investigadores analizaron tanto la capacidad física de cada uno de los ratones, como su resistencia corriendo en una cinta eléctrica, o el agarre de objetos con sus extremidades. Además, analizaron diversas muestras del tejido muscular de todos los animales para conocer los niveles exactos de Nrf2. De demostrarse este efecto en los humanos, la curcumina podría ser una buena opción para mejorar el rendimiento deportivo tanto en pacientes con insuficiencia cardíaca, como en personas sanas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD