PUBLICIDAD

La dieta atlántica gallega ayuda a reducir grasa corporal y colesterol

La dieta atlántica típica de Galicia, que se basa en un elevado consumo de pescados, mariscos, cereales, frutas y verduras y una moderada ingesta de carne, puede ayudar a reducir la grasa y el colesterol y mejorar la salud metabólica.
Escrito por: Eva Salabert

15/01/2019

Dieta atlántica gallega

El ensayo clínico Galiat (Galicia Atlantic Diet), cuyo objetivo era analizar qué efectos tiene sobre la salud metabólica y la adiposidad seguir una alimentación basada en la dieta atlántica gallega, ha demostrado que este tipo de dieta protege contra las enfermedades cardiovasculares porque ayuda a reducir la grasa corporal y los niveles de colesterol.

En el estudio, realizado por el Grupo Clínico Galiat y liderado por profesionales del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, han participado 250 familias (un total de 720 niños y adultos) residentes en A Estrada (Pontevedra), a las que se dividió de forma aleatoria en dos grupos, de forma que 127 familias se sometieron a la intervención nutricional propuesta por los investigadores, y las otras 123 familias actuaron como grupo de control.

Seguir la dieta atlántica produjo una mejora en el perfil lipídico, y una disminución de los niveles de colesterol, así como una reducción significativa del peso corporal

Los integrantes de las 127 familias del grupo de intervención recibieron educación nutricional en cuatro sesiones individuales de 60 minutos de duración, así como materiales de apoyo con recomendaciones nutricionales, recetas, planificación de menús y consejos culinarios. También se les proporcionaron alimentos característicos de la dieta tradicional gallega (pescados, mariscos, cereales, legumbres, frutas y verduras…), de manera gratuita, y en suficiente cantidad para seguir esta alimentación durante seis meses. Las otras 123 familias siguieron llevando su estilo de vida habitual.

Dieta atlántica para prevenir enfermedades cardiovasculares

Todos los participantes en la investigación se sometieron a controles clínicos y analíticos, y los resultados mostraron que se había producido una mejora en el perfil lipídico y la adiposidad de los integrantes del grupo de intervención que se podía atribuir al tipo de dieta; sus niveles de colesterol y de colesterol LDL disminuyeron –especialmente en las mujeres y en los niños–, se redujo significativamente el peso corporal, y se adoptaron patrones de alimentación más saludables.

Las evidencias científicas indican que el riesgo de sufrir un infarto de miocardio se duplica en las personas que tienen niveles de colesterol en sangre de 240, en comparación con las que tienen 200. Para prevenir la obesidad y el desarrollo de este tipo de enfermedades el proyecto Galiat propone ofrecer educación nutricional, a nivel individual y comunitario, y basándose en una dieta afín al patrimonio cultural y gastronómico de la zona, realizando dicha intervención en el marco de la Atención Primaria, para contribuir a la mejora de los hábitos alimentarios de la población y, consecuentemente, de su salud y bienestar.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD