Más del 50% de los españoles ha ganado peso durante el confinamiento

La falta de actividad física y la mala alimentación durante el confinamiento por el coronavirus ha hecho que más de la mitad de la población española reconozca que ha aumentado de peso, con los riesgos asociados que conlleva.
Escrito por: Natalia Castejón

28/05/2020

Más del 50% de los españoles ha ganado peso durante la cuarentena

El estado de alarma decretado en España para hacer frente al coronavirus implicaba la prohibición de salir libremente a la calle, lo que ha reducido enormemente la cantidad de ejercicio realizada por muchos ciudadanos. Esta circunstancia, unida a la elección de alimentos poco adecuados en la lista de la compra durante estos días, ha provocado que más del 50% de la población haya ganado algunos kilos de peso, según una encuesta realizada por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO)

Francisco Tinahones, presidente de la SEEDO, está preocupado por la situación que haya podido dejar el confinamiento, pues en España antes de que apareciera el SARS-CoV-2 casi uno de cada cuatro españoles tenía obesidad, algo que podría haber ido a más por la falta de actividad y el sedentarismo propio de la cuarentena de estos dos últimos meses.

Según una encuesta llevada a cabo por esta sociedad científica, el 45,8% de los que habían ganado peso durante el confinamiento habían subido entre uno y tres kilos, mientras que otro 16% declaró que pesaba hasta cinco kilos más que antes de que comenzase las restricciones en las salidas.

Más riesgo de diabetes y cardiopatías por el confinamiento

A raíz de esta situación de cuarentena, que también se ha llevado a cabo en otros países del mundo, un grupo de investigadores ha realizado un estudio en el que han analizado los riesgos para la salud que puede provocar la falta de ejercicio y la variación en la alimentación por el confinamiento, que ha hecho que aumente la venta de snacks y bebidas alcohólicas.

Durante el confinamiento se han incrementado las ventas de bebidas alcohólicas y de snacks, productos que aumentan el riesgo de obesidad

Los resultados, publicados en la revista Nutrients, han indicado que no poder salir de casa y una mala alimentación aumenta el riesgo de desarrollar diabetes, enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial. Todo ello, a su vez, podría aumentar las probabilidades de sufrir síntomas graves en caso de infección por coronavirus.

Tal y como ha explicado Tinahones, la obesidad se ha considerado como un factor de mal pronóstico en el caso de enfermedades respiratorias y coronavirus, pues los pacientes con este problema suelen tener una mayor necesidad de ventilación mecánica o de ser ingresados en una UCI.

Los niños también han engordado

Los más pequeños también han notado el confinamiento en su peso. Y es que, de correr por el patio del colegio o en los parques, han tenido que mantener su ocio en casa, en un espacio bastante limitado y con restricciones en cuanto al ruido. Según la SEEDO, los niños podrían haber subido de peso en un 5% de media.

La población española menor de edad también presenta una tasa elevada de obesidad infantil, que podría haberse visto aumentada por el confinamiento, donde el principal ocio ha ido encaminado al uso de dispositivos con pantalla, como móviles, ordenadores o tabletas, que generan un sedentarismo peligroso a cortas edades.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD