PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Hacer ejercicio beneficia a las personas con diabetes tipo 2

Realizar ejercicio de forma moderada y con regularidad consigue que disminuya la grasa que se acumula en el abdomen y alrededor del corazón y el hígado en los pacientes con diabetes tipo 2, aunque no varíen su dieta.
Hacer ejercicio beneficia a las personas con diabetes tipo 2

El ejercicio, una ayuda para los diabéticos

26 de Junio de 2013

Realizar ejercicio de forma moderada y con regularidad hace que disminuya la grasa que se acumula en el abdomen y alrededor del corazón y el hígado en los pacientes con diabetes tipo 2, incluso aunque no modifiquen su dieta.

Un nuevo estudio, cuyos resultados se han publicado en ‘Radiology’, ha evaluado los efectos que tiene la actividad física sobre la grasa acumulada en órganos específicos y la función cardiaca en personas que sufren diabetes tipo 2, con independencia de otros cambios en el estilo de vida o los patrones alimenticios.

Para ello, los investigadores seleccionaron a 12 pacientes, que tenían una edad media de 46 años, y los sometieron a exámenes de resonancia magnética antes de comenzar un programa de seis meses de práctica de ejercicio moderado durante entre 3,5 y 6 horas a la semana, que finalizó con una actividad de trekking de 12 días.

El programa de ejercicios consiguió una significativa reducción de la cantidad de grasa acumulada en el abdomen, el hígado, y alrededor del corazón

Las pruebas de resonancia magnética mostraron que este programa de ejercicios consiguió una significativa reducción de la cantidad de grasa en el abdomen, el hígado y alrededor del corazón, aunque la función cardiaca no resultó afectada.

El autor principal del estudio, el Dr. Hildo J. Cordero, del Departamento de Radiología de ‘Leiden University Medical Center’ (Países Bajos), ha explicado que el hígado, en concreto, desempeña un papel fundamental en la regulación de la distribución de la grasa corporal, por lo que si con el ejercicio físico se logra disminuir el contenido de grasa en este órgano y el volumen de grasa visceral, se podrían también revertir los efectos adversos que implica la acumulación de lípidos en otras zonas como el corazón y la pared del vaso arterial.

Este experto añade que la disminución de grasa en el hígado inducida por el ejercicio es de gran relevancia en el caso de los pacientes con diabetes tipo 2, porque es frecuente que estas personas tengan sobrepeso u obesidad, y señala que esperan que en un futuro se puedan emplear las técnicas de imagen avanzadas para determinar la estrategia terapéutica más apropiada en cada caso: dieta, fármacos, ejercicio físico, cirugía, o una combinación de éstas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

23%
de los hombres y 12% de las mujeres entre 18 y 65 años en España tienen hipertrigliceridemia
'Fuente: 'Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML)''