La frecuencia, clave en el entrenamiento de fuerza en mujeres

Ser constante en la práctica de entrenamientos de fuerza influye más en la ganancia de musculatura de las mujeres que levantar mucho peso o el tipo de ejercicio elegido, según un reciente estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

13/12/2019

Mujer entrenando en el gimnasio

Las mujeres que quieren ganar fuerza muscular deben centrarse en ser constantes en el entrenamiento de este tipo, pues un reciente estudio realizado por miembros de la UNSW Sydney (Australia) ha encontrado que la frecuencia de realización del entrenamiento sería el factor clave para conseguirlo y no otros que se pensaban anteriormente, como el peso de las mancuernas o la variedad de ejercicios practicados.

La investigación, que se ha publicado en la revista Sports Medicine, analizó 24 estudios de entrenamientos de resistencia que incluyeron a casi 1.000 mujeres de entre 18 y 50 años. En ellos, realizaron de promedio tres series con 10 repeticiones cada una y se llevaron a cabo tres veces a la semana durante un periodo de 15 semanas.

Encontraron que las mayores mejoras en la fuerza se habían debido a la cantidad de veces que habían acudido a entrenar, y no por el peso o el tipo de ejercicio

Las participantes ganaron de media 1,5 kg de masa muscular durante el tiempo de los estudios e incrementaron su fuerza un 25%. Los autores encontraron entonces que las mayores mejoras correspondían a la frecuencia con la que las mujeres habían hecho el ejercicio, es decir, si habían cumplido con las fechas semanales. Las siguientes variables más importantes fueron el número de repeticiones y las series que se habían completado.

Lo importante es acudir a entrenar con regularidad

Mandy Hagstrom, autora principal del estudio, ha explicado que según sus hallazgos no es tan importante lo que hagas en el gimnasio, sino que has ido y que estás haciendo actividades que requieren esfuerzo. No pudieron encontrar una guía que determine cuáles son las repeticiones o la cantidad de ejercicio correcta, pero sí determinaron que lo importante es acumular un volumen de ejercicio general idóneo y acudir a entrenar con la mayor frecuencia posible.

La Dra. Hagstrom declaró haberse sorprendido con los resultados, pero subraya que seguirá explorando más sobre el tema, especialmente para conseguir averiguar cuáles son las diferencias concretas entre las adaptaciones femeninas y masculinas en el entrenamiento de resistencia y dar más importancia al papel de las mujeres en este tipo de actividad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD