PUBLICIDAD

Los largos desplazamientos al trabajo afectan al desarrollo del feto

Por cada 16 km que recorren las embarazadas para ir a sus lugares de trabajo se incrementa un 14% el riesgo de que su bebé nazca con bajo peso y un 46% de que tenga un crecimiento uterino retardado.
Escrito por: Natalia Castejón

03/04/2019

Mujer embarazada caminando al trabajo

Tener el trabajo lejos de casa podría interferir en el correcto desarrollo de la gestación, y es que el estrés del transporte público, de los viajes en carretera o de los atascos pueden suponer una carga extra para la salud mental. De forma más concreta, un reciente estudio ha demostrado que las embarazadas que tienen sus trabajos a más de 16 km de sus casas tienen más riesgo de que su hijo nazca con bajo peso y con un grado de desarrollo menor.

La investigación, que se ha publicado en la revista Economics & Human Biology, fue llevada a cabo por un equipo formado por miembros de la Universidad de Wisconsis-Madison y la Universidad de Lehigh (EE.UU.) tras analizar los registros de nacimientos entre 2014 y 2015 de Nueva Jersey, y ponerlo en relación a las distancias que tenían que recorrer las futuras madres hasta sus trabajos.

Cada 16 km de distancia al trabajo redujo un 2,5% el número de visitas de las embarazadas a los controles prenatales

Los resultados demostraron que por cada 16 km que tenían que recorrer las embarazadas para acudir a su puesto de trabajo aumentaba un 14% el riesgo de dar a luz a un bebé con bajo peso –menos de 2,5 kg– y tenían un 43% más de probabilidades de que éste tuviera un crecimiento uterino retardado, es decir, un desarrollo fetal incompleto.

Menos probabilidades de acudir a las consultas prenatales

Según han indicado Muzhe Yang y el resto de autores de este trabajo, esto podría deberse al estrés de la embarazada que se produce como consecuencia de los viajes en coche o transporte público al trabajo, y que ya numerosos estudios han demostrado que son negativos para el feto, pues parece ser que pueden llegar a interferir en su salud, cognición y educación.

Otro de los hallazgos de este estudio, ha sido que estas mujeres que trabajan lejos de sus casas tienen más probabilidades de no acudir a las citas prenatales programadas, pues disponen de menos tiempo libre para ir. En concreto, la investigación afirma que cada 16 km de distancia recorrida reduce un 2,5% el número de visitas prenatales y un 2,84% la probabilidad de que acuda a la primera cita prenatal en el primer trimestre de la gestación.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD