PUBLICIDAD

Nuevo fármaco que evita la hemorragia posparto salvaría miles de vidas

Una nueva formulación de la carbetocina, que resulta eficaz para combatir la hemorragia posparto, soporta temperaturas y humedad elevadas a diferencia de la oxitocina, por lo que podría salvar a miles de mujeres.
Escrito por: Eva Salabert

29/06/2018

Mujer después del parto

La carbetocina actúa de manera parecida a la oxitocina.

La hemorragia posparto, una grave complicación del puerperio que le cuesta la vida a alrededor de 70.000 mujeres cada año, se suele combatir con oxitocina, pero es necesario transportar y almacenar este medicamento a una temperatura estable de entre 2 y 8 Cº, porque si se somete a altas temperaturas pierde su efectividad. Estas condiciones de conservación casi nunca son posibles en los países en vías de desarrollo, y por ello los científicos han investigado otras moléculas capaces de resistir el calor.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de presentar los resultados de un estudio que revelan que un nuevo fármaco denominado ‘carbetocin-a temperatura estable’, está diseñado específicamente para soportar unas condiciones climatológicas de hasta 30ºC de temperatura y 75% de humedad relativa sin deteriorarse, durante un periodo de tres años, lo que permitiría emplearlo en áreas geográficas de difícil acceso y donde no se dispusiese de refrigeradores.

Inocular el nuevo medicamenteo a la madre en los primeros minutos tras el parto disminuye entre un 40 y un 50% las posibilidades de que sufra una hemorragia

Previene la hemorragia con la misma eficacia que la oxitocina

La carbetocina es una molécula muy similar a la oxitocina y con efectos parecidos, y la nueva formulación se pretende usar como un método preventivo porque se ha comprobado que inocularlo a la madre en los primeros minutos tras el parto disminuye entre un 40% y un 50% las posibilidades de que sufra una hemorragia tras el parto, ha explicado el coordinador de salud materna de la OMS, Metin Gulmezoglu, que añade que la recomendación de la OMS de administrar oxitocina tras el parto se seguirá manteniendo.

El desarrollo del nuevo medicamento se ha llevado a cabo gracias a un ensayo clínico en el que han participado unas 30.000 mujeres procedentes de 23 zonas de 10 países: Argentina, Egipto, India, Kenia, Nigeria, Reino Unido, Singapur, Sudáfrica, Tailandia y Uganda. Tras el nacimiento de su bebé, a cada una de estas mujeres se le administró o bien oxitocina, o bien carbetocin-a temperatura estable, y los resultados revelaron que ambos fármacos eran igual de eficaces en la prevención del sangrado excesivo.

El siguiente paso es regular y aprobar el uso del fármaco, aunque los responsables de la OMS estiman que en septiembre ya se podrá recomendar su utilización en la práctica clínica. En el estudio han colaborado con la OMS MSD for Mothers y la compañía farmacéutica Ferring, que evaluarán la forma de implementar masivamente el producto en aquellos países en los que existan elevados índices de mortalidad materna, ya que antes de realizar el trabajo tenían un acuerdo para distribuirlo de manera asequible en 90 países de bajos ingresos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD