PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Tomar vitamina B3 en el embarazo previene defectos congénitos

La ingesta de vitamina B3 durante el embarazo puede ayudar a compensar los bajos niveles de una molécula denominada NAD, que se asocian con un mayor riesgo de aborto y malformaciones congénitas.
Embarazada ingiriendo vitamina B3 de los cereales

Las mujeres que tienen un bajo nivel de NAD tienen más riesgo de aborto espontáneo y malformaciones.

21 de Agosto de 2017

Tomar una dieta rica en vitamina B3 durante el embarazo podría ayudar a prevenir determinados abortos espontáneos y defectos congénitos, según una investigación australiana en la que se ha comprobado que este micronutriente puede compensar la incapacidad del organismo para producir una molécula denominada nicotinamida adenina dinucleótida (NAD), que desempeña un importante papel en la reparación del ADN y la comunicación celular, y que los autores del trabajo han asociado por primera vez con un desarrollo fetal saludable en los seres humanos.

El suceso que dio lugar al estudio que ha encontrado la relación entre NAD y algunos problemas de desarrollo en el feto se produjo en 2005, cuando el equipo de investigadores se encontró con el caso de un bebé que padecía graves defectos en el corazón, la columna vertebral y las costillas, y los análisis genéticos revelaron que sus progenitores presentaban una mutación en un gen involucrado en la producción de NAD. Años después, los científicos volvieron a encontrar mutaciones similares en la familia de otro niño con defectos congénitos.

La vitamina B3 favoreció el correcto desarrollo de los fetos

El equipo analizó los datos genéticos de 14 familias cuyos hijos nacieron con defectos congénitos, y hallaron las mutaciones en cuatro de estas familias, por lo que decidieron realizar un estudio utilizando modelos de ratón modificados genéticamente para que sufrieran la misma alteración que afectaba a la producción de NAD en los seres humanos, y además eliminaron de su dieta la vitamina B3. Observaron así que sus crías, o bien morían antes de nacer, o bien nacían con graves defectos. Sin embargo, aquellas hembras de ratón a las que se les había administrado una alimentación rica en vitamina B3 dieron a luz animales sanos.

Añadir suplementos de vitamina B3 en la dieta de las embarazadas con bajos niveles de niacina podría ayudar a compensar cualquier defecto en sus genes

A pesar de que los investigadores desconocen cómo afectan exactamente los niveles de NAD al desarrollo del feto, ya que se trata de una molécula con numerosas funciones en el organismo, consideran que podría ser el hallazgo más importante para las embarazadas desde que se descubrió que la ingesta de ácido fólico podía reducir el riesgo de que el bebé naciera con espina bífida u otras malformaciones de tubo neural.

Sally Dunwoodie, genetista del desarrollo en el Victor Chang Cardiac Research Institute en Sidney (Australia), y una de las autoras del estudio, que se ha publicado en The New England Journal of Medicine, ha afirmado que es necesario identificar a todas aquellas embarazadas con bajos niveles de niacina, porque añadir suplementos de vitamina B3 en su dieta podría ayudar a compensar cualquier defecto en sus genes, y prevenir así posibles abortos y malformaciones en el futuro bebé. Para conseguirlo, estos científicos han afirmado que su siguiente objetivo será desarrollar una prueba diagnóstica que permita averiguar fácilmente cuáles son las mujeres que podrían estar en riesgo de tener baja la NAD.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD