PUBLICIDAD

Un dispositivo, eficaz para que las embarazadas no duerman boca arriba

Un dispositivo específicamente diseñado para embarazadas reduce el tiempo que pasan durmiendo boca arriba, previniendo así los riesgos que tiene para el feto que la madre adopte la posición supina durante el sueño.
Escrito por: Natalia Castejón

04/09/2018

Dormir boca arriba durante la gestación, especialmente en el último trimestre, aumenta el riesgo de muerte fetal, y por ello un grupo de investigadores de la School of Nursing and Midwifery de la University of South Australia, en Adelaida, ha probado un dispositivo diseñado específicamente para las mujeres embarazadas, que contribuye a reducir el tiempo que pasan durmiendo en posición supina, sin apenas interferir en su descanso.

PrenaBelt es el nombre del dispositivo, que tiene forma de cinturón y que en su parte posterior cuenta con unas bolas; estas esferas hacen que resulte incómodo el sueño boca arriba y provocan, sin despertar a la mujer, que esta cambie su posición para dormir de lado, según muestra el estudio que han realizado para comprobar su efectividad y que se ha publicado en el Journal of Clinical Sleep Medicine.

Las embarazadas pasan un cuarto del tiempo de sueño boca arriba

Según estima el trabajo, el 25% de las horas que duermen las embarazadas lo hacen boca arriba, lo que altera la respiración durante el sueño, priva al feto de oxígeno, y aumenta el riesgo de bajo peso al nacer y de muerte. La terapia postural ha ayudado a muchos adultos con trastornos respiratorios a mejorar su descanso durmiendo de lado, pero no se habían realizado pruebas similares en gestantes, y por ello decidieron analizar si el uso de PrenaBelt durante el embarazo tenía algún impacto sobre este tipo de problemas.

El tiempo que pasaron las embarazadas durmiendo boca arriba se redujo casi a la mitad gracias al dispositivo PrenaBelt

Los investigadores analizaron el sueño de 25 mujeres embarazadas que se encontraban entre la semana 32 y la semana 38, y supervisaron su descanso durante una noche sin intervención, y otra usando el dispositivo, todo ello en su propia casa. También se contabilizó la frecuencia cardiaca de la madre y del feto, la respiración, y la saturación del oxígeno en sangre materna mediante pletismografía en el dedo.

Faja PrenaBelt
PrenaBelt

De esta manera, comprobaron que con el empleo del dispositivo se redujo el tiempo que las participantes dormían boca arriba, que pasó de 48,3 minutos de media a 28,5 minutos. Esto ayudó a reducir el riesgo de muerte fetal y de que se desarrollaran complicaciones para la salud, tanto de la madre, como del bebé. Los hallazgos demuestran que esta intervención aporta beneficios con unos mínimos efectos sobre la percepción materna de la calidad y el tiempo de sueño, por lo que los autores del trabajo declaran que es necesario realizar nuevas investigaciones para determinar cuáles son las posiciones al dormir que facilitan la respiración de la madre y garantizan el bienestar del feto.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD