PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Una proteína antiviral frente al virus del Zika puede causar abortos

El interferón es una proteína antiviral que desencadena una potente respuesta inmune que puede deteriorar la placenta, y podría ser la responsable de los abortos espontáneos que se producen en mujeres infectadas por Zika.

10/01/2018

Embarazada protegiéndose frente al virus del Zika

Cuando el tejido de la placenta humana se expone al interferón crea estructuras anormales de nudo, relacionadas con embarazos de alto riesgo.

La reacción del sistema inmunitario frente al virus del Zika –concretamente las proteínas antivirales llamadas interferones tipo 1 que segrega el organismo para combatir esta infección– podría ser la causa de los abortos espontáneos que se producen en las mujeres infectadas, y no el propio virus, según ha descubierto un grupo de científicos de la Universidad de Yale, en Estados Unidos.

Las pruebas realizadas en ratones han corroborado esta teoría, y sus resultados se han presentado en la revista Science Immunology. Al parecer, los interferones tipo 1, un tipo de proteína que ayuda al cuerpo a defenderse de los agentes virales externos, y que es clave para frenar la réplica del virus del Zika, puede provocar una reacción tan fuerte que es posible que pueda dañar la placenta y al feto, e incluso provocar un aborto.

Akiko Iwasaki, una de las autoras del estudio, afirma que con este trabajo se ha demostrado que los efectos nocivos de esta respuesta inmune provocada por el interferón pueden sobrepasar los beneficios para los futuros bebés. Para demostrarlo, aparearon a ratones hembra sin receptores de interferones tipo 1 con machos con una copia de estos receptores, y todos los fetos fueron infectados con el virus del Zika.

Los receptores de interferones provocan cambios moleculares

Comprobaron así que los fetos que presentaron una carencia de receptores tuvieron cantidades más altas de virus que los que sí los tenían. No obstante, contar con este elemento no era garantía de buena salud, sino que los que tenían estos receptores fallecieron de forma temprana. Se observaron cambios moleculares y estructurales negativos, y que las placentas contaban con vasos sanguíneos subdesarrollados y había síntomas de estrés celular.

Las pruebas en placentas humanas han demostrado que la exposición al interferón provoca el desarrollo de estructuras de nudos relacionadas con embarazos de riesgo

Iwasaki ha determinado que cuando se produce una infección por Zika, el organismo segrega interferones, y cuando son localizados por los receptores estos producen cambios que son los que pueden acabar con la vida del feto, por lo que la respuesta del individuo infectado por el virus es lo que decide si el embarazo sigue su curso o no.

Efectos similares en placentas humanas

Los autores del estudio no pueden asegurar que se produzca una respuesta similar en los fetos humanos infectados con virus del Zika, pero sí han comprobado que el efecto del interferon es parecido en las placentas humanas ya que, según explican, cuando existe una exposición al interferón, que en ocasiones normales no aparece durante la gestación, el tejido de la placenta humana crea estructuras anormales de nudo, que en otros estudios han sido relacionadas con embarazos de alto riesgo.

Los autores hacen hincapié en que hay que encontrar la manera de prevenir o tratar la respuesta que se produce al interferón en las mujeres infectadas de Zika, pero también en portadoras de otras enfermedades como la rubeóla, el herpes, la toxoplasmosis o el lupus; de esta manera, se reduciría el riesgo de que experimentaran problemas durante el embarazo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD