La pulga del gato podría ser un vector transmisor del coronavirus

La pulga del gato puede actuar como un vector del coronavirus y ser un factor de riesgo para la transmisión del COVID-19, según sugiere un estudio cuyos autores señalan la importancia de controlar la infestación por estos parásitos.
Escrito por: Eva Salabert

14/08/2020

La pulga del gato podría ser un vector transmisor del COVID-19

Las pulgas del gato doméstico Ctenocephalides felis, unos ectoparásitos que infestan a humanos y animales de compañía y silvestres, podrían ser un vector del SARS-CoV-2 –es decir, portarlo y transmitirlo a otro animal o humano–, según un nuevo estudio publicado en Parasites & Vectors realizado por investigadores españoles, en el que se han identificado ARN/proteínas de la enzima convertidora de angiotensina derivada de coronavirus y del receptor celular en ellas.

Los autores del trabajo han explicado que “aunque la evidencia actual sugiere que las mascotas probablemente sean huéspedes sin salida con un pequeño riesgo de transmisión a los humanos, nuestros resultados sugirieron que la pulga del gato puede actuar como vector biológico o mecánico del SARS-CoV”. Por ello, estos expertos añaden que en base a sus hallazgos se debería continuar estudiando el papel que desempeñan los huéspedes animales del coronavirus y sus vectores ectoparásitos en la propagación del COVID-19.

Esta investigación ha sido realizada por científicos del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), de la Facultad de Ciencias y Tecnologías Químicas, y Centro Regional de Investigaciones Biomédicas (CRIB) de la Universidad de Castilla-La Mancha, de la Universidad de Murcia (UMU), y del Departamento de Patobiología Veterinaria de la Universidad Estatal de Oklahoma.

Enfermedades que pueden transmitir pulgas y garrapatas

Y es que existen enfermedades que afectan tanto a los animales como a las personas en las que pulgas y garrapatas actúan como vectores, como es el caso de la enfermedad de Lyme, la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, la rickettsiosis o la bartonelosis, según han advertido desde el Consejo Científico Europeo de Parásitos en animales de Compañía (ESCCAP), por lo que adoptar medidas para prevenirlas es imprescindible para proteger la salud humana y animal.

De hecho, actualmente ya se encuentra en marcha un proyecto español, coordinado por José Manuel Sánchez-Vizcaíno, catedrático de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, que investiga el impacto de la infección por coronavirus en más de 4.000 mascotas de nuestro país.

Además, desde ESCCAP han puesto a disposición de los veterinarios una guía para el control de ectoparásitos en perros y gatos, que ofrece información práctica para ayudarles a identificar los signos que indican una posible infestación por pulgas en animales de compañía, así como su tratamiento.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD