Crean un prototipo de vacuna contra el COVID-19 fácil de producir

Investigadores de la Clínica Universidad de Navarra y el Cima han desarrollado el prototipo de una vacuna contra el COVID-19 eficaz en animales que está basada en péptidos sintéticos, lo que facilita su producción y almacenamiento.
Escrito por: Natalia Castejón

22/10/2021

Crean una vacuna COVID fácil de producir

Las vacunas contra el COVID-19 han demostrado ser la mejor manera de frenar los contagios y la mortalidad por esta enfermedad infecciosa. Sin embargo, algunos países tienen problemas a la hora de la distribución y el almacenamiento de las dosis, pues algunas requieren temperaturas concretas para mantener su estabilidad. Ahora un equipo de investigadores del Cima y de la Clínica Universidad de Navarra han creado un prototipo de vacuna fácil de producir y de guardar.

La nueva vacuna es estable, por lo que se puede distribuir y almacenar sin necesidad de congeladores especiales, algo que hace posible su reparto en países en vías de desarrollo

Este fármaco, cuya efectividad se ha comprobado en un estudio en animales publicado en la revista Emerging Microbes and Infections, está basado en péptidos sintéticos, que usan un fragmento muy pequeño del virus SARS-CoV-2, lo que permite que se prepare con una síntesis química y mediante una tecnología muy sencilla que se adapta fácilmente a la aparición de nuevas variantes del coronavirus.

Otra de las características más importantes de la nueva vacuna es que es estable, algo que ayuda a que se pueda distribuir y almacenar en zonas en las que no hay infraestructuras como camiones o congeladores especiales. Esta propiedad podría hacer posible su distribución en países en vías de desarrollo que todavía tienen tasas bajas de vacunación.

Una alternativa para países en vías de desarrollo

Muchas de las vacunas actuales contra el coronavirus usan la proteína S del virus, que es la encargada de interactuar con las células humanas. “En este trabajo hemos identificado en el suero de pacientes atendidos en la Clínica Universidad de Navarra los fragmentos mínimos de la proteína S que son capaces de activar una respuesta que proteja frente a la infección. Tras seleccionar la zona más relevante, hemos diseñado una vacuna que induce anticuerpos de manera focalizada en esta zona exclusivamente”, explican los Dres. Juan José Lasarte y Pablo Sarobe, dos de los investigadores.

Con este descubrimiento, explican los autores, no pretenden competir con las vacunas que se están administrando actualmente, sino que creen que este nuevo fármaco puede ser una buena alternativa para países que todavía no tienen acceso a una vacuna frente al COVID-19.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD