Europa da luz verde al uso de tocilizumab para pacientes COVID graves

La EMA ha aprobado el uso del fármaco tocilizumab –indicado para el tratamiento de la artritis– en los casos de adultos con COVID-19 grave que estén recibiendo corticosteroides y suministro de oxígeno o ventilación mecánica.
Escrito por: Natalia Castejón

10/12/2021

Tocilizumab, nueva arma frente al COVID

La autorización de uso de tocilizumab, un fármaco usado para tratar a pacientes con artritis reumatoide, ha sido ampliada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para incluirlo como tratamiento del COVID-19 grave en adultos, concretamente cuando estos están recibiendo corticosteroides sistémicos y necesitan oxígeno suplementario o ventilación mecánica.

Este fármaco, comercializado como RoActemra, ya había demostrado en estudios anteriores que es eficaz contra los casos graves de infección con el SARS-CoV-2, pues es capaz de reducir un tercio la mortalidad de los pacientes y hasta un 50% en los que están más graves, todo ello en combinación con la dexametasona, un corticoide antiinflamatorio.

Esta buena noticia para Europa se ha producido inmediatamente después de que el Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la EMA haya recomendado el uso del tocilizumab de cara al COVID-19 grave. Además, antes de dar luz verde al medicamento se han evaluado cuatro estudios con este fármaco, uno de ellos analizaba a más de 4.116 pacientes con COVID-19 grave o crítico.

El 31% de los pacientes tratados con tocilizumab y el tratamiento estándar murieron a los 18 días, en comparación con el 35% de los que solo tuvieron el tratamiento estándar

En ese estudio se observó que el 31% de los pacientes tratados con tocilizumab más el tratamiento estándar fallecieron en los 28 días siguientes de empezar a tomarlo, en comparación con el 35% de los pacientes que recibieron solo el tratamiento estándar. Además, el 57% de los que tomaron tocilizumab abandonaron el hospital en un plazo de 28 días, comparado con el 50% de los que solo recibieron el tratamiento estándar.

PUBLICIDAD

Una nueva herramienta para afrontar la pandemia de COVID-19

Según explica Levi Garraway, director médico y jefe de desarrollo global de productos de Roche, la farmacéutica desarrolladora del tocilizumab, “junto con las vacunas, otros tratamientos y las pruebas, este fármaco constituye una pieza importante del rompecabezas asistencial para afrontar los nuevos retos de la pandemia en Europa y en todo el mundo”.

Tocilizumab es un anticuerpo monoclonal que actúa uniéndose a los receptores de las moléculas interleukinas 6, que el sistema inmunitario genera como respuesta a una inflamación sistémica. Estas moléculas son decisivas en el desarrollo del COVID-19 grave, por lo que cuando se unen a esos receptores, el medicamento consigue bajar la inflamación y mejorar los síntomas de la enfermedad.

PUBLICIDAD

Este medicamento ya estaba aprobado en Europa para tratar problemas inflamatorios, como la artritis reumatoide, artritis idiopática juvenil sistémica, arteritis de células gigantes, poliartritis idiopática juvenil y el síndrome de liberación de citoquinas (SRC). Fuera de Europa, también ha sido aprobado provisionalmente en Australia y para su uso de emergencia en Ghana y Estados Unidos.

Actualizado: 13 de diciembre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD